El gobierno de Chile rechaza diálogo con los mapuches en huelga de hambre

Sebastián Piñera condicionó las negociaciones con los indígenas comuneros pidiendo que ellos abandonen el ayuno para entablar conversaciones
mapuches en manifestacion  Una mujer mapuche participa en una marcha en protesta por el encarcelamiento de los 32 presos de ese pueblo en distintas cárceles y por el fin de la actual ley antiterrorista y la no aplicación de la justicia militar hoy, miércoles 1 de septiembre de 2010
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El presidente chileno, Sebastián Piñera, garantizó este lunes un "diálogo pacífico y fecundo" con los presos mapuches que mantienen una huelga de hambre desde hace 64 días, siempre y cuando depongan el ayuno para entablar las conversaciones, publicó la agencia EFE.

"Quiero pedirles a los que están en huelga de hambre, que en el pasado atentaron contra las vidas de otros compatriotas y que hoy día están atentando contra sus propias vidas, que depongan su huelga de hambre y les garantizo que el gobierno va a estar siempre abierto a un diálogo pacífico y fecundo", señaló Piñera.

Los mapuches en ayuno, entre los que hay dos adolescentes que se unieron al movimiento el pasado 1 de septiembre, se consideran presos políticos y exigen no ser procesados por la ley antiterrorista ni ser sometidos a un doble juicio ante tribunales civiles y militares.

Según esa agencia, Piñera sostuvo que el gobierno "siempre escucha" y que recogió las demandas de los comuneros indígenas con el envío al Congreso de dos proyectos que modifican ambas normativas que esperan ser aprobadas.

Este lunes el ministro del Interior chileno rechazó participar en una mesa de diálogo con los indígenas mapuches que están en huelga de hambre, en una prisión al sur de Chile.

El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, desechó la posibilidad de abrir una mesa de diálogo con los dirigentes de la etnia mapuche en huelga de hambre, porque, explicó, ello podría convertirse en un precedente peligroso para fomentar acciones de fuerza similares, publicó la agencia Notimex.

“Hay que tener cuidado con empujar al gobierno a iniciar una mesa de diálogo que al día de mañana puede ser el precedente para que nuestro país tenga que establecer la misma medida o estemos incentivando otras huelgas de hambre”, advirtió el funcionario.

Los mapuches están acusados de participar en ataques incendiarios en empresas forestales, en una lucha por "recuperar" las tierras ancestrales de La Araucanía, al sur del territorio chileno.

“Nosotros tenemos un país que tiene otras preocupaciones y otras complejidades”, señaló Hinzpeter según la agencia. El funcionario agregó que “no es bueno que el gobierno sea forzado a sentarse a una mesa de diálogo con personas en huelga de hambre”.

La instalación de una mesa de diálogo para buscar una solución a la huelga de hambre de dirigentes mapuches ha sido pedida tanto por la jerarquía de la Iglesia católica y obispos evangélicos, como por el Senado y sectores opositores.

Los indígenas se declararon en huelga de hambre el pasado 12 de julio, como protesta por la acusación de terrorismo del gobierno chileno.

El 8 de septiembre, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, pidió a los mapuches que abandonaran su protesta, a la que calificó como “un instrumento de presión ilegítimo en democracia”, según publicó EFE.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dos días después, Piñera firmó el articulado que modifica la aplicación de la ley antiterrorista, por la que protestan.

Explicó que busca tipificar mejor el delito de terrorismo, fortalecer el proceso de quienes sean juzgados por esa ley, racionalizar las penas y fortalecer la capacidad de investigación.

Ahora ve
Vecinos y voluntarios buscan documentos y recuerdos entre escombros en CDMX
No te pierdas
×