BP sella el pozo que arrojó millones de barriles de petróleo al Golfo

El pozo por donde se derramaron millones de barriles de petróleo al Golfo de México fue sellado de forma definitiva
derrame en el golfo
pozo petrolero  derrame en el golfo
/
(Reuters) -

El pozo petrolero que provocó el peor vertido de petróleo en la historia de Estados Unidos finalmente ha sido sellado con cemento, por lo que está "efectivamente muerto", aseguró este domingo el supervisor de la catástrofe, el almirante de la Guardia Costera, Thad Allen.

"Se llevarán a cabo acciones adicionales de regulación, pero por ahora podemos decir que definitivamente el pozo Macondo ya no es una amenaza para el Golfo de México”, dijo Allen.

El pozo se dañó el pasado 20 de abril cuando ocurrió una explosión en la plataforma de perforación Deepwater Horizon. Desde esa fecha arrojó un aproximado de 4,9 millones de barriles de petróleo al Golfo de México. En julio, el pozo fue tapado de forma temporal.

El gigante petrolero BP, encargado del pozo, comenzó las labores para sellarlo definitivamente el viernes pasado.

Las reacciones al cierre del pozo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, celebró el final del derrame pero aclaró que el gobierno federal hará "todo lo posible para asegurarse de que las costas del Golfo se recuperen por completo del desastre".

"No será fácil pero seguiremos trabajando de cerca con la gente del Golfo para reconstruir sus vidas y para restaurar el medioambiente del que se sostienen", agregó Obama a través de un comunicado.

El derrame afectó a cerca de 372 kilómetros de costas de Estados Unidos, de acuerdo con cifras ofrecidas por el almirante de la Guardia Costera, Paul Zukunft.

"Al día de hoy tengo cerca de 25,00 personas trabajando de forma muy intensa, en condiciones mucho calor, en la limpieza de esos 372 kilómetros de costas", aseguró.

Investigadores todavía intentan comprender que sucedió con el petróleo que salió durante 12 semanas del pozo dañado, es decir hasta que fue temporalmente tapado el 15 de julio pasado.

Científicos del gobierno calculan que 74 % del petróleo derramado se evaporó, se disolvió, fue quemado o desnatado. Otros investigadores aseguran que buena parte del crudo se fue al fondo del mar y siguen preocupados por las reacciones de los dispersantes químicos que se utilizaron.

El derrame también provocó el despido del CEO de BP, Tony Hayward, quien aseguró a varios reporteros que nadie más que él deseaba resolver el derrame. "Quiero mi vida de regreso", dijo.

Hayward fue remplazado por Bob Dudley, quien creció en Mississippi. El nuevo ejecutivo dijo la semana pasada que el derrame le costaría a la compañía 32 mil millones de dólares.

Las causas del derrame todavía son investigadas por distintas ramas del gobierno federal, incluidos comités del Congreso, el Departamento de Justicia y la Guardia Costera.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

BP reconoció la mayor parte de la responsabilidad por el derrame tras una investigación interna, aunque también señaló al contratista Halliburton, el cual cimentó el pozo Macondo, y a Transocean, dueña de la plataforma petrolera donde se registró la explosión que detonó el desastre.

El derrame también provocó un escrutinio de las regulaciones del Departamento del Interior para realizar exploraciones petroleras en aguas profundas.

Ahora ve
Trump vuelve a defenderse por disturbios en Charlottesville atacando a la prensa
No te pierdas
×