Rafael Correa afirma que hay "un intento de golpe de Estado" en su contra

Desde un hospital, al que ingresó después de ser agredido, el mandatario ecuatoriano afirmó que la oposición conspiró contra su gobierno
| Otra fuente: CNNMéxico

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó que la policía del país se ha sublevado como parte de “un intento de golpe de Estado” que “la oposición” ha planeado desde hace mucho tiempo.

Correa habló con la radio pública ecuatoriana desde un hospital, al que ingresó después de ser agredido durante una manifestación de policías, que protestan por un decreto gubernamental que elimina sus bonos.

“Una bomba (lacrimógena) reventó a pocos centímetros de mi rostro, que nos aturdió a mí y a mi esposa”, señaló.

El presidente, quien fallidamente trató de negociar con los agentes, dijo que los policías lo mantienen “prácticamente secuestrado” en el centro médico.

“Es una situación terrible, injustificada, pero va más allá de un simple reclamo, es una conspiración (…) es un intento de golpe de Estado” detrás del cual está “la oposición”, mencionó.

Mientras el mandatario hablaba a la radio pública, cientos de sus partidarios se congregaron en la Plaza de la Independencia, frente al Palacio de Carondelet, donde miembros del gabinete de Correa les pidieron defender a Correa.

"Vayamos juntos a rescatar a nuestro presidente", dijo el canciller Ricardo Patiño.

El alcalde de Quito, Augusto Barrera, sostuvo que no puede permitirse la sublevación, porque "hemos llegado a este punto con el esfuerzo y la convicción de millones de ecuatorianos que hemos hecho una transición pacífico".


Sin embargo, dijo, "siempre estaremos abiertos a dialogar" con los opositores.

Entre porras al gobierno de Correa y a la unidad del pueblo ecuatoriano, la ministra coordinadora, Doris Solís, urgió: "¡Movilícemonos compañeros! ¡Vamos a rescatar a nuestro compañero presidente!".

Este día, cientos de miembros de los cuerpos policiales y las Fuerzas Armadas de Ecuador bloquearon el acceso al aeropuerto de Quito y cerraron algunas de las principales avenidas de la capital ecuatoriana.

Durante la protesta, los policías rebeldes tomaron un regimiento. En las calles de Quito y Guayaquil los medios ecuatorianos reportaron que algunos policías lanzaron gas lacrimógeno y quemaron llantas en la calles.

El presidente Correa intentó negociar con los policías que tienen tomada la base, pero se negó a suprimir las medidas que quitan lo que llamó "privilegios" para la policía y las Fuerzas Armadas.

Hablando desde un balcón del regimiento tomado, Correa lanzó vivas a la patria y dijo que nada evitará los cambios que introdujo con la Ley de Servicio Público.

El mandatario tuvo que abandonar el regimiento ante los insultos y agresiones verbales que recibió por parte de los policías.

La señal de Ecuador TV mostró a Correa salir del regimiento policial tomado en Quito en medio de gritos y empujones y rodeado de algunos jefes de la policía.

"Si quieren matar al presidente, aquí estoy", retó Correa a los manifestantes.

Correa instauró la Ley de Servicio Público que suprime estímulos a los servidores públicos. Ante ello, algunos manifestantes dijeron ante cámaras de televisión que no buscan un tratamiento especial y que sólo reclaman que se mantengan los incentivos que se han ganado en su trabajo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos  (OEA) se reunirá en una sesión extraordinaria hoy jueves 30 de  septiembre, a las 14:30 EDT (18:30 GMT), en el Salón Simón  Bolívar de la sede de la Organización en Washington, DC, a fin de  considerar la situación en Ecuador.  

La  reunión será transmitida en directo a través de la web de la  OEA.

Ahora ve
El director Ron Howard revela cuál será el nombre de la película de Han Solo
No te pierdas
×