Argentina sepulta a Néstor Kirchner en un emotivo funeral de Estado

Los restos del ex mandatario fueron sepultados en un cementerio de su ciudad natal, Río Gallegos, en una ceremonia íntima
funeral de kirchner
kirchner  funeral de kirchner
/
RÍO GALLEGOS (Reuters) -

Río Gallegos, la ciudad natal del ex presidente argentino, Néstor Kirchner, ofreció una cálida y emotiva despedida al político fallecido de forma inesperada la mañana del pasado miércoles 27 de octubre al sufrir un paro cardiaco.

Los restos de Kirchner llegaron en a Río Gallegos, desde Buenos Aires donde tuvo un funeral de 26 horas en la Casa Rosada. Ahí, su despedida provocó que la multitud colapsara la Plaza de Mayo y buena parte del centro de la capital.

En Río Gallegos, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, esperaba en el aeropuerto la llegada del féretro. Ahí recibió con un abrazo a la viuda de Kirchner y actual presidente argentina, Cristina Fernández.

Una caravana popular acompañó el féretro hasta el cementerio municipal. La encabezaba la presidenta, y los hijos que procreó con Kirchner: Máximo y Florencia.

Automóviles, motocicletas y miles de personas a un costado de la carretera eran parte de la imagen. El cortejo avanzó a paso lento. Fue el mismo recorrido que Kirchner hizo en el año del 2003 para celebrar su triunfo en las elecciones presidenciales (su mandato concluyó en el 2007).

El recorrido de siete kilómetros entre el aeropuerto y el cementerio duró cerca de tres horas. La gente insistía en acercarse al cortejo, y la policía lo impedía, hasta que la presidenta Fernández indicó a los oficiales que permitieran a la gente estar cerca.

La lluvia acompañó al cortejo, pero no disminuyó la cantidad de asistentes, quienes no paraban de arrojar flores al féretro.

"Kirchner marcó a fuego nuestra provincia", "Fuerza Cristina", "Néstor, querido, el pueblo está contigo", "Para Cristina, la reelección", se leía en las pancartas o se escuchaban los vítores entre los asistentes al cortejo.

Solo la familia  y los amigos más cercanos del ex presidente entraron al cementerio para participar en la ceremonia religiosa, y más tarde en la sepultura de Kirchner en el panteón familiar.

Entre ellos, miembros del gabinete de Fernández, legisladores oficialistas, dirigentes de movimientos sociales, artistas y Hugo Chávez.

La gente esperó afuera del cementerio con fotos de Kirchner, banderas argentinas y los mensajes de apoyo para Fernández.

La figura política

Kirchner vivió 30 años en Río Gallegos, ubicada a 2,600 kilómetros al sur de Buenos Aires. Los habitantes de la ciudad lo consideraban además de un político, un vecino. Ahí comenzó su carrera política. Fue alcalde entre 1987 y 1991, luego fue gobernador de la provincia de Santa Cruz de 1991 al 2001, cargo que lo catapultó a la presidencia.

El ex presidente murió en el hospital José Formenti, en la villa turística de El Calafate, ubicada a 300 kilómetro de Río Gallegos. La pareja presidencial se encontraba en su casa de descanso cuando él comenzó a sentirse mal.

Kirchner había sido operado en dos ocasiones este año, en febrero, por una obstrucción en la carótica derecha, y en septiembre, por un problema en la arteria coronaria que requirió una angioplastia.

Los médicos le habían recomendado disminuir su actividad, y que evitara las tensiones, pero Kirchner desoyó los consejos y siguió ejerciendo como diputado del Partido Justicialista (PJ, peronista) y secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), al mismo tiempo que acompañaba a Cristina Fernández en su gestión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Era un adicto a la militancia" repetían una y otra vez sus seguidores durante el cortejo fúnebre.

La presidenta Fernández regresará este mismo sábado a El Calafate, en compañía de sus hijos, y el lunes volverá a Buenos Aires para retomar su actividad oficial.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×