El Gobierno de Colombia entrega cadáver de 'Mono Jojoy' a sus familiares

Los familiares del jefe militar de las FARC rechazan sepultarlo en la capital colombiana; quieren hacerlo en Cabrera, su ciudad natal
operativo en el que murio mono jojoy
operativo mono jojoy  operativo en el que murio mono jojoy
/
BOGOTÁ (Reuters) -

Una jueza de la capital colombiana aceptó este lunes que el cadáver del responsable militar de la guerrilla de las FARC, Mono Jojoy, sea entregado a sus familiares, pero bajo la condición de que se le dé sepultura en Bogotá, informaron fuentes judiciales locales.

La decisión fue rechazada de inmediato por los abogados de la familia de Mono Jojoy, quienes indicaron que insistirán en su deseo de inhumar los restos en Cabrera, localidad en el centro del país y natal del jefe insurgente.

La entrega condicionada del cadáver fue ordenada en Bogotá por la jueza 34 con Función de Garantías, Paula Astrid Jiménez, durante una audiencia pública con la presencia de delegados de la fiscalía y la procuraduría, además de familiares del líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La autoridad judicial había convocado la vista para decidir un recurso previo de Aníbal Peralta, hermano medio de Mono Jojoy o Jorge Briceño Suárez, como se hacía llamar Víctor Julio Suárez.

Por intermedio de Rodolfo Ríos, su abogado, Peralta insistió a comienzos del pasado noviembre que le fuera entregado el cadáver de Suárez para su sepultura en Cabrera, lo que había sido rechazado por las autoridades gubernamentales y militares, bajo el argumento de que inhumarlo allí podría generar problemas de seguridad.

La jueza aceptó que en el territorio de Cabrera son frecuentes las alteraciones del orden, pero no compartió la hipótesis de que las FARC puedan asaltar la población para una eventual recuperación de los restos.

"En este caso debe primar el derecho a la vida de los habitantes de Cabrera", consideró la funcionaria judicial al informar de su decisión de dejar en manos de sus familiares este cadáver, pero bajo la condición de que se le sepulte en Bogotá y no en esa localidad, distante menos de cien kilómetros al noroeste de la capital.

En el caso ha intercedido la delegación en Colombia del Comité Internacional de la Cruz Roja, que aceptó servir de intermediario entre las partes en litigio.

El letrado Ríos dijo a la prensa que apelará la decisión de la jueza, de manera que los familiares reciban los restos y los sepulten en la población que desean.

Mono Jojoy, de 57 años, murió el pasado 22 de septiembre en un bombardeo de la Fuerza Aérea Colombiana a su campamento en la serranía selvática de La Macarena, en el sur del país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ahora ve
El papel de las redes sociales en el eclipse
No te pierdas
×