WikiLeaks revela que la sociedad de Arabia Saudita tiene doble moral

Un cable enviado desde Arabia Saudita revela que pese al conservadurismo, en el país se organizan fiestas con alcohol, drogas y sexo
Arabia - vida
Arabia - vida  Arabia - vida
Tim Lister
Autor: Tim Lister
(Reuters) -

"El rango completo de tentaciones mundanas y vicios  -alcohol, drogas y sexo- están disponibles, pero estrictamente a puerta cerrada".

La cita pertenece a un corto pero tentador cable diplomático de Estados Unidos enviado el año pasado desde el consulado en Riad, en Arabia Saudita, donde el alcohol está prohibido y las relaciones carnales estrictamente reguladas.

"Detrás de la fachada del conservadurismo saudi en las calles, la vida nocturna de la juventud de elite de Riad es próspera y vibrante", dice el documento filtrado por el sitio WikiLeaks.

El cónsul general Martin Quinn se refiere a una fiesta de halloween celebrada el año pasado. El cable está redactado de la siguiente forma: "Cerca de 150 jóvenes saudíes (hombres y mujeres en su mayoría de entre 20 o 30 años) aceptaron invitaciones para una fiesta clandestina de halloween en la presidencia del príncipe XXXX en Riad".

"El lugar parecía un club nocturno de cualquier lugar en el Reino Unido: alcohol abundante, parejas bailando, un DJ y todo mundo vestido con disfraces".

No había vigilancia por ningún lado "porque la policía religiosa cuida sus distancias cuando las fiestas incluyen la presencia o patrocinio de la casa real saudí y su círculo de asistentes".

Literalmente hay miles de príncipes en Arabia Saudita, pero el linaje del anfitrión de este evento está directamente ligado con el rey Abdullah.

"Se supo a través de información transmitida de boca en boca que entre los invitados habría cierto número de 'mujeres trabajando', nada fuera de lo común en ese tipo de fiestas".

El cable asegura que el mercado negro de licor es extremadamente caro incluso para los príncipes. Una botella de vodka Smirnoff cuesta el equivalente a 400 dólares. "Aunque no había testigos directos de este evento, la cocaína y el hachís es de uso común en estos círculos sociales y han sido vistos en otras ocasiones".

El cónsul general da una conclusión interesante al final de su despacho. "Se cree que fiestas de esta naturaleza y escala son un fenómeno relativamente reciente; en Riad no es raro que en muchas residencias lujosas haya bares, discotecas, centros de entretenimiento y clubs".

"Como un saudí de la alta sociedad hizo notar,'el incremento del conservadurismo en nuestra sociedad en los años pasados sólo ha llevado la interacción social al interior de los hogares'".

Ahora ve
No te pierdas