4 dirigentes africanos se reúnen con líder marfileño para frenar la crisis

Gobernantes de Benín, Sierra Leona, Cabo Verde y Kenia dialogan con Laurent Gbagbo para llamarlo a reconocer su derrota electoral
kenia-reunión
kenia-reunión  kenia-reunión
/
| Otra fuente: Reuters
ABIYÁN (CNN) -

Líderes africanos se reunieron este lunes con el marfileño Laurent Gbagbo para intentar convencerlo de que ceda el poder a su rival Alassane Ouattara a cambio de garantías de "seguridad".

Hasta el momento, Gbagbo se ha negado a conceder su derrota en las elecciones del 28 de noviembre ante Ouattara, pese a la condena internacional y la amenaza de derrocarlo por la fuerza.

Cuatro líderes en representación del bloque regional del oeste de África ECOWAS y la Unión Africana se reunieron con Gbagbo por varias horas y luego visitarán a Ouattara en el hotel donde se encuentra bajo protección de soldados de paz de Naciones Unidas.

Es la segunda visita de tres líderes de Estado —Boni Yayi de Benín, Ernest Bai Koroma de Sierra Leona y Pedro Pires de Cabo Verde—, quienes habían llegado a Abiyán la semana pasada. El primer ministro de Kenia, Raila Odinga, se les unió en representación de la UA.

"Vinimos para mantener un diálogo con vistas a resolver la crisis", dijo Odinga a periodistas luego del final de la reunión de los cuatro líderes con Gbagbo en el palacio presidencial.

Odinga señaló que los líderes se encontrarían con Ouattara luego, antes de hablar con la prensa.

ECOWAS indicó que podría utilizar "fuerza legítima" si Gbagbo se rehúsa a dimitir y un portavoz del gobierno rival de Ouattara declaró que ésta será la última oportunidad del mandatario para renunciar pacíficamente y con inmunidad.

Ante la pregunta de si la misión reiterará el ultimátum para que Gbagbo renuncie o enfrente la fuerza, el representante de Costa de Marfil en ECOWAS, Doukoure Abram, dijo que "no, habrá discusiones".

La oficina de Odinga indicó que el primer ministro de Kenia buscará "una solución pacífica de la crisis electoral (...) y garantías de seguridad para el señor Laurent Gbagbo y sus partidarios, si accede a abandonar el poder".

Más de 170 personas han muerto desde el comienzo de la disputa en el principal productor de cacao del mundo, que amenaza con reiniciar un conflicto en el país, aún dividido por la guerra civil del 2002-2003.

Gbagbo, quien tiene el apoyo del máximo tribunal y de las fuerzas armadas, minimizó la presión para que renuncie y dijo en la televisión estatal el fin de semana que Ouattara "no debería contar con que ejércitos extranjeros vengan a convertirlo en presidente".

Un portavoz señaló que Gbagbo, que está en el poder desde el 2000, no aceptará irse.

Casi todos los líderes africanos apoyaron a Ouattara. Sin embargo, Angola, la única nación en enviar un embajador a la asunción de Gbagbo, acusó a los países extranjeros de "incitar a otros territorios en la región a comenzar una guerra".

La corte constitucional de Costa de Marfil, a favor de Gbagbo, revirtió la victoria de Ouattara cancelando miles de votos y citando una masiva evidencia de fraude. Se prevé que los líderes africanos se reúnan con el encargado del consejo, Paul Yao N’Dre, durante este lunes.

Mientras se profundiza la crisis política, Costa de Marfil incumplió un pago de intereses de casi 30 millones de dólares de su eurobono de 2,300 millones de dólares que vencía el viernes, dijo el presidente del Club de Londres.

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×