La ONU pedirá el envío de 2,000 cascos azules más a Costa de Marfil

Naciones Unidas teme que las "dificultades" en el país africano suban, mientras siguen los esfuerzos de mediación entre rivales electorales
cm-cascos azules  cm-cascos azules
/
| Otra fuente: CNN
ABIYÁN (Reuters) -

Las discusiones diplomáticas sobre la situación en Costa de Marfil se centraron este miércoles en el hotel donde el presidente electo, Alassane Ouattara, se ha mantenido refugiado bajo la protección de cascos azules de las Naciones Unidas.

Mientras persiste la tensión en el país africano con motivo de las elecciones de noviembre, los cascos azules pedirán al Consejo de Seguridad de la ONU enviar 2,000 soldados más para apoyar a Ouattara, reconocido como el ganador de los comicios.

Alain Le Roy, vicesecretario general de la ONU para el mantenimiento de la paz, dijo estar preocupado porque “estamos enfrentando más dificultades” en Costa de Marfil.

En tanto, el más alto diplomático estadounidense en África dijo que el presidente saliente, Laurent Gbagbo, ha “robado” el voto que lo sacó del poder.

“No hay duda de que la elección en Costa de Marfil fue robada por el presidente Gbagbo y quienes lo rodean”, señaló este miércoles el subsecretario de Estado para Asuntos Africanos, Johnnie Carson.

Estados Unidos y otros países han ofrecido a Gbagbo lo que consideran una “salida digna”, lo que podría significar poder vivir y trabajar en otras naciones, incluido el territorio estadounidense. Sin embargo, el líder marfileño ha rechazado los ofrecimientos y las llamadas de funcionarios de Washington.

Según Carson, Gbagbo desafía la democracia no sólo en su país sino en toda la región.

El martes, Gbagbo anunció una medida que parece indicar que suavizará su postura. Tras reuniones con líderes de cuatro países africanos, dijo que está dispuesto al diálogo y que quitará el bloqueo alrededor del hotel usado por Ouattara, su rival.

“La promesa no ha sido cumplida”, aseguró Le Roy.

Alcide Djedje, canciller de Gbagbo, justificó la permanencia del bloqueo bajo el argumento de que unos 300 soldados de Ouattara en torno del edificio están fuertemente armados.

Gbagbo espera que Ouattara ordene a sus soldados retirarse para poder levantar el bloqueo.

El primer ministro de Kenia, Raila Odinga, enviado por la Unión Africana para participar en los esfuerzos de mediación, aseguró que Gbagbo está dispuesto a reunirse con Ouattara “sin condiciones”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Él quiere amnistía, él quiere saber que estará seguro si decide quedarse. Estas son cosas que deben discutirse cara a cara”, dijo.

La tensión en Costa de Marfil se ha mantenido desde finales del año pasado, lo que hace pensar a pobladores y a la comunidad internacional en el riesgo de que inicie una guerra civil como la de 2002-2003.

Ahora ve
Emmerson Mnangagwa afirma que Zimbabwe vivirá “una nueva democracia”
No te pierdas
×