El primer ministro de Zimbabwe, bajo investigación por cargos de traición

Abogados de la fiscalía investigan si el primer ministro, Morgan Tsvangirai, puede ser acusado de traición o conspiración
Zimbabwe - primer ministro
Zimbabwe - primer ministro  Zimbabwe - primer ministro  (Foto: )
  • A+A-
Por: Columbus S. Mavhunga
Autor: Columbus S. Mavhunga
HARARE, Zimbabwe (CNN) -

El procurador general en Zimbabwe conformó un equipo de abogados para investigar si el primer ministro, Morgan Tsvangirai, puede ser acusado de traición o conspiración tras las revelaciones de la página web WikiLeaks.

WikiLeaks publicó la semana pasada cables de Estados Unidos diciendo que Tsvangirai y el liderazgo de su partido estaban planeando junto a diplomáticos estadounidenses que Washington contribuyera en un fondo para el soborno de jefes de servicio de seguridad y lograr un cambio de régimen en Zimbabwe.

"Quiero obtener el dictamen jurídico de expertos para ver si puedo proceder con la acusación", dijo en una entrevista el procurador general, Johannes Tomana. Precisó que el equipo de seis miembros permanecerá en secreto "para mantener su independencia y su integridad profesional", y presentará sus recomendaciones a finales de marzo.

Irónicamente, el mismo Tomana es una fuente de tensión en el gobierno de coalición que formaron en el 2009 el presidente, Robert Mugabe, y Tsvangirai.

Tsvangirai acusa a Mugabe de nombrar a Tomana como el procurador general del país. El lunes, Tomana dijo que no estaba preocupado que las tensiones pudieran elevarse más a raíz de la investigación que abrió contra Tsvangirai.

"Si un alto funcionario del gobierno viola la ley ¿no debemos ir tras él? No. No estamos aquí para proteger a ningún criminal. No importa que rango tenga en la vida. Tengo el deber para hacer que respondan ante la ley que podrían haber violado", dijo Tomana.

"Todo el mundo está convencido de que las leyes fueron violadas. Queremos una investigación adecuada para poder detener las violaciones y lidiar con eso y no con especulaciones".

Nelson Chamisa, vocero del partido en el que milita Tsvangirai, dijo que no reconocerán los resultados del equipo de investigación.

"Para nosotros esto (la investigación) básicamente no tiene sentido. Es una tontería, por decir lo menos. ¿Quién es él, en primer lugar? La legitimidad del señor Tomana aún está en duda y se va a gastar los recursos del Estado para establecer una comisión de investigación con base en rumores" dijo Chamisa, quien es ministro en el gobierno de coalición de Zimbabwe.

"Necesitamos investigaciones serias sobre violaciones a derechos humanos, más de 200 miembros del partido fueron asesinados en el 2008".

"Esta investigación es sólo un truco político. El partido no va a ser parte de esta farsa creada por el Zanu PF", el partido político de Mugabe. "Queremos ver quién reconocerá los resultados de la investigación".

WikiLeaks no resulta una novedad en eso de las controversias en Zimbabwe. El año pasado, la esposa de Mugabe, Grace, demandó a un semanario local por 500 millones de dólares zimbabwenses por publicar citas de WikiLeaks que la involucraban en tráfico ilegal de diamantes.

Ahora ve