Incendios, piedras y camellos en las protestas de Egipto contra Mubarak

La plaza Tahrir, en el corazón del Cairo, es el centro de un enfrentamiento con palos, piedras y bombas incendiarias
Los egipcios no cesan en su petición a la renuncia de Hosni Mubarak. (Foto: AP)
Egipto  (Foto: AP)
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: 1
NULL

Nota del Editor: Este artículo está siendo actualizado constantemente con los reportes de los corresponsales de CNN en la región, reportes en vivo e imágenes de las protestas. Envía tu video o imágenes a CNN iReport.

(CNN)— Al menos 639 personas quedaron heridas y tres murieron este miércoles durante los disturbios que se desarrollan en la plaza Tahrir, en El Cairo, según el Ministerio de Sanidad egipcio. La televisión estatal advirtió a la gente que evacue la plaza inmediatamente.

Algunos manifestantes están atacando a los periodistas que reportan desde las calles de El Cairo, a quienes acusan de espiar para el gobierno. Trabajadores de la BBCAl-ArabiyaABC News y CNN han sido agredidos.

"Era una locura. No había control. De repente, un hombre llegaba a golpearte en la cara", relató Anderson Cooper, periodista de CNN, al describir cómo él y dos colegas fueron atacados por manifestantes a favor del presidente Hosni Mubarak.

En el lugar se vive un ambiente de caos mientras opositores y seguidores de Mubarak se enfrentan con palos, piedras y bombas incendiarias  la noche del noveno día de protestas para exigir la renuncia del mandatario egipcio.

La única víctima mortal hasta ahora es un recluta de las Fuerzas Armadas. Perdió la vida al caerse de un puente cercano a la plaza Tahrir, explicó el ministro de Sanidad, Ahmed Sameh Farih. Los heridos sufrieron lesiones por golpes y pedradas. No se han registrado incidentes con armas de fuego.

Alrededor de la plaza hay incendios en algunos edificios mientras que un denso y oscuro humo cubre a los manifestantes. El fuego inició cuando los manifestantes a favor de Mubarak lanzaron bombas molotov a quienes están contra el presidente, de acuerdo con el corresponsal de CNN, Ivan Watson.

La violencia se desató por primera vez este miércoles desde que la revuelta inició el pasado 25 de enero; miles de personas salieron a las calles para mostrar su apoyo a Mubarak e intentaron ganar espacio a los antigobierno en la plaza Tahrir, símbolo de las protestas.

Familias que habían acudido con sus hijos a la manifestación se alejaron corriendo del lugar cuando algunos seguidores de Mubarak entraron a la plaza montados en caballos y camellos, algunos eran trabajadores de la zona de las pirámides molestos porque las protestas han alejando a los turistas, según el corresponsal de CNN José Levy. 

Los enfrentamientos continúan en una decena de ingresos a la plaza Tahrir, donde ha habido intentos de linchamiento. Se escuchan balazos y la gente se lanza insultos verbales, bombas Molotov, piedras, palos, zapatos, fragmentos de metal, y cuanto pueden encontrar. En un intento desesperado por hallar más proyectiles rompen el pavimento. El Ejército intervino y lanzó chorros de agua a la plaza.

La gente dice que permanecerá en la plaza hasta que Mubarak se vaya o hasta que ellos mueran, de acuerdo con el corresponsal José Levy. En la zona no hay presencia policiaca.

Algunas personas expresan su temor a que la situación se convierta en un baño de sangre. Muchos heridos fueron sacados de la plaza y llevados a clínicas improvisadas. Otros se subían a tanques de guerra estacionados en la zona donde ondeaban banderas y cantaban.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas calcula que 300 personas han muerto, 3,000 han sido heridas y cientos han sido detenidas durante los ocho días de protestas. El organismo pidió al país cuidar sus tesoros arqueológicos.

El martes, Mubarak anunció que no buscará la reelección: "En este momento mi primera responsabilidad es instaurar la seguridad y lograr una transición pacífica... transferir la responsabilidad a la persona que elija el pueblo en las elecciones", dijo.

Se esperaba que su anuncio calmara las protestas pero al menos en el centro de El Cairo éstas continúan. No está claro si hay confrontaciones en otras partes del país.

Mubarak gobierna Egipto desde hace 30 años. Las manifestaciones en su contra fueron inspiradas en la revuelta de Túnez que derrocó al régimen de Ben Ali.

Regresa internet

El servicio de internet y de celular regresó la madrugada de este miércoles (tiempo de Egipto) en algunas zonas del país tras varios días de interrupción.

Se cree que el gobierno de Mubarak cortó el acceso a internet y a las líneas de celular en un intento por evitar que se organizaran manifestaciones a través de estos medios.

Egipto pide mantenerse al margen

El Ministerio del Exterior de Egipto pidió a los líderes internacionales mantenerse al margen de la lucha interna del país africano. "Sabemos lo que es en bien de nuestra sociedad", dijo el vocero Hassam Zaki. "Lo que se necesita es que la gente se calme".

El gobierno de Estados Unidos considera que Egipto debe comenzar una transición que incluya las voces de la oposición, la participación de los partidos políticos y elecciones libres y justas. "Es esencial que la violencia que vemos se termine y que la transición comience inmediatamente", dijo el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Estados Unidos evaluará la situación de Egipto para decidir si mantiene o retira el apoyo económico que la da al país del norte de áfrica (1,500 millones de dólares anuales). Por el momento, "la asistencia continúa".

La Unión Europea le pidió a Mubarak responder a la "voluntad del pueblo" y abrir de inmediato el camino a una transición pacífica. La petición fue hecha a través de la representante diplomática Catherine Ashton.

Ahora ve