Los japoneses sufren por la carencia de comida y combustible

Los estantes de las tiendas lucen vacíos y las gasolineras llenas. El temor de los habitantes de Tokio es la escasez
una familia hace compras usando cascos
familia-japon-cascos  una familia hace compras usando cascos  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
TOKIO (CNN) -

Nicky Washida estuvo buscando comida durante el sábado en los alrededores de su vecindario en Tokio pero sus esfuerzos fueron en vano.

Las tiendas no tienen alimentos ni baterías; la mayor parte de las provisiones disponibles desaparecieron apenas un día después que el terremoto de 8.9 grados de magnitud sacudiera a Japón. Nicky dijo en un iReport que ella esperaba que las tiendas fueran capaces de reabastecer sus anaqueles.

Las tiendas locales permanecieron cerradas durante el sábado. En las tiendas de conveniencia, los únicos suministros disponibles eran alcohol, cerveza y te verde saborizado.

"El único supermercado que aún está abierto está abarrotado de personas, tanto así que ni siquiera pueden pasar por las puertas", dijo Washida, una británica que vive en Tokio con su esposo y sus tres hijos. "La gente en Tokio está realizando compras en medio del pánico, asumen que la comida no alcanzará para los próximos días".

Varias tiendas alrededor de la ciudad no tenían pan, dijo el iReportero David Powell, quien envió fotos de anaqueles vacíos.

A pesar de que en algunos lugares había panes disponibles, se vendieron rápido; lo mismo ocurrió con los productos lácteos, dijo Powell.

Largas líneas se formaron tanto en tiendas de comida como en las estaciones de servicio debido a la creciente preocupación sobre la escasez de combustible y productos alimenticios a raíz del terremoto.

La venta de combustible fue limitada a 20 litros por carro, dijo Powell.

Thomas Nixon logró capturar fotos de anaqueles completamente vacíos en tiendas de conveniencia en Harajuku, en Tokio. Él y su familia se detuvieron para comprar bebidas para sus hijas.

Mientras tanto, persiste la amenaza de réplicas. Powell envió fotografías de una familia con cascos haciendo compras en uno de los mercados de Tokio.

Washida contó que su familia durmió junta toda la noche del viernes para "consolar a los niños en caso de que ocurrieran otras réplicas". Agregó que una de sus hijas estaba preocupada por las réplicas, sin embargo, su hijo de cuatro años pensaba que eran "cool".

"La situación en Tokio era mala, sin embargo no teníamos idea hasta que vimos las noticias esta mañana sobre la magnitud de los daños", acotó Washida. "Tenemos amigos que viven cerca de Sendai a los que no hemos podido contactar, estamos preocupados".

Paula Hancocks de CNN reportó largas filas de personas tratando de obtener alimento y combustible en una de las áreas más afectas en Sendai.

Tokio, en "shock"

Los residentes en Tokio aún están en estado de shock, dijo Washida. "La gente está caminando muy callada, van a sus negocios, pero hay la sensación de que este no es un sábado ordinario. 'Aturdidas' es la mejor palabra para describir muchas de las caras que he visto hoy".

Las evidencias del terremoto son claras: "Baldosas rotas, pedazos de edificios caídos".

Washida se ha enfocado en limpiar su apartamento. Todos los cuartos sufrieron daños a causa del temblor, acotó. "Teníamos algunos marcos rotos, pero lo único de valor es mi familia. Todo lo demás puede ser reemplazado".

El canadiense Aaron Lace permite a extraños alojarse en su casa pues muchos no tienen a dónde ir. Lace estaba en una graduación en el teatro de Tokio el viernes cuando el techo colapsó a raíz del terremoto. Se quedó en el lugar y trató de ayudar a desenterrar a sobrevivientes.    

"Es horrible", aseguró.

Las víctimas mortales

Hasta el momento, la cifra oficial de muertos según la policía local es de 564, aunque la cifra podría aumentar en la medida en que lleguen reportes de las zonas más afectadas.

La Organización Mundial de la Salud calcula que el número de víctimas mortales es de 621, mientras que la agencia Kyodo habla de 1,600.

Ahora ve