¿Una zona de riesgo radiactivo? Tenemos el ejemplo de Chernóbil

El futuro del área que rodea a la planta nuclear de Fukushima Daiichi, en Japón, es desconocido y podría parecerse a la zona ucraniana
Japón - Chernóbil  Japón - Chernóbil
Dean Irvine
Autor: Dean Irvine
HONG KONG (Reuters) -

Animales y plantas mutadas y un área no transitada por humanos. ¿La zona alrededor de la planta nuclear de Fukushima Daiishi podría convertirse en un área de riesgo radioactivo?

"Las mutaciones son la señal más clara de los efectos de la contaminación radioactiva”, dijo Anders Moller, científico de la Universidad de Paris-Sud. Moller ha estudiado durante dos décadas los efectos de la radiación en animales cerca de Chernóbil, la zona del peor desastre nuclear del mundo.

Las mutaciones no necesariamente se manifiestan en deformidades físicas, afirma, altos niveles de radiación pueden manifestarse en cambios en el ADN de un organismo, invisible para el ojo humano.

“Lo anterior pueden ser células ordinarias del cuerpo, como la piel, pero también espermas y óvulos, por lo que se transfieren a la siguiente generación”, agregó. El efecto de más largo plazo puede ser una reducción en los índices de  reproducción y sobrevivencia, los cuales se transmiten por generaciones.

“Una explosión inicial no es suficiente. Los índices de mutación (en organismos) ya estaban muy elevados según los primeros estudios que se realizaron justo después del accidente (en Chernóbil). No hay cambios temporales en estos índices de mutación, no hay tendencias que indiquen que crecerán o disminuirán con el tiempo”, afirmó.

“En las zonas más contaminadas (de Chernóbil) hay pocos animales, en primavera casi no hay cantos de pájaros. Si eres un biólogo te das cuenta de estos efectos; en las plantas aprecias ramificaciones poco comunes, hojas extrañas y ves lo mismo en los animales –una gran cantidad de anormalidades”, afirmó.

Sin embargo, el Foro de Chernóbil  –un grupo de ocho agencias de la ONU, incluyendo a la Agencia Internacional de Energía Atómica– denominó a la zona alrededor de Chernóbil como “un santuario único para la biodiversidad” en un informe presentado en 2005. Ha crecido la población de plantas y animales desde el desastre y la ausencia de humanos, quienes fueron evacuados de la zona.

Algunas bacterias y hongos prosperan naturalmente en áreas de alta radiación, de acuerdo con Moller, y científicos han descubierto que algunas especies de plantas han sido relativamente poco afectadas por la radiación.

Martin Hajduch, un biólogo de la Academia Eslovaca de Ciencias, estudió las semillas cosechadas de soya y plantas de lino que crecieron dentro de la zona de exclusión que rodea a la planta nuclear de Chernóbil y descubrió que se desarrollaron mejor que aquellas que crecidas en tierra no contaminada fuera, aunque no recomendaría comer nada que haya crecido en dicha zona.

Él describe a la zona como “llena de vida”.

Aunque los expertos no comparan la cambiante situación de la planta nuclear de Fukushima Daishii con el desastre de Chernóbil en 1986,  el potencial de una contaminación radioactiva del medio ambiente en los alrededores, permanece – algunas partes de la zona del noreste de Japón que fue azotada por el terremoto y tsunami son áreas clave de biodiversidad, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Moller dice que los niveles de radiación detectadas alrededor de la planta de Fukushima “no son insignificantes” – el nivel más elevado de radioactividad en la planta ocurrió brevemente el martes, con 400 milisivertios, es decir, 50 milisivertios más que el nivel al que fueron expuestos los habitantes de Chernóbil tras la explosión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aún dosis más bajas de radioactividad, menores a 400 milisivertios, pueden tener un efecto medible en el medio ambiente, agregó. La dificultad está en distinguir cuáles son esos efectos.

“Estas llamadas bajas dosis de exposición son relativamente poco conocidas y es muy debatido hasta qué punto tienen o no un efecto significativo en seres vivos”. El futuro del área que rodea a Fukushima es desconocido, afirmó. “Es muy difícil saberlo, depende de qué tanto esté un área contaminada, o qué tanto lo estará en el futuro”, concluyó.

Ahora ve
Un dron muestra la destrucción que dejó ISIS en la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×