EU interroga a las viudas de bin Laden, dijo un funcionario de Pakistán

La reunión se realizó en presencia de funcionarios de Pakistán y las tres mujeres tuvieron una actitud hostil hacia EU
Bin Laden - esposa - pasaporte
Bin Laden - esposa - pasaporte  Bin Laden - esposa - pasaporte  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Fran Townsend
Autor: Fran Townsend
(Reuters) -

Tres de las viudas de Osama bin Laden fueron entrevistadas por agentes de inteligencia de Estados Unidos bajo la supervisión de funcionarios paquistaníes, según fuentes de ambos gobiernos.

Las mujeres -entrevistadas juntas esta semana- se mostraron "hostiles" hacia los estadounidenses, según un alto funcionario del gobierno paquistaní, con conocimiento directo de la investigación post bin Laden y dos altos funcionarios de Estados Unidos con conocimiento directo del caso.

La mayor de las tres viudas habló por parte del grupo.

Estados Unidos podría interrogar a las mujeres otra vez, dijo un alto funcionario de inteligencia paquistaní este viernes.

Los miembros de los Inter Servicios de Inteligencia de Pakistán estaban en la habitación cuando los oficiales estadounidenses interrogaron esta semana a la mujer, dijeron los funcionarios. Los funcionarios estadounidenses querían entrevistar a las mujeres por separado para determinar inconsistencias en sus historias.

Los tres funcionarios dijeron que la entrevista no aportó información nueva, pero se trata de resultados preliminares en la investigación.

Tanto los funcionarios de Estados Unidos como de Pakistán dijeron que -a pesar de las diferencias que han sido publicitadas- hay un continuo intercambio de inteligencia entre los dos países.

La historia fue reportada por primera vez la noche del jueves en el programa de CNN Anderson Cooper: 360.

La más joven de las tres viudas, de 29 años de edad, Amal Ahmed Abdulfattah de Yemen, recibió un disparo en la pierna el 2 de mayo durante el operativo de los SEAL de la Marina estadounidense en Abbottabad.

Un funcionario de Estados Unidos identificó a las otras dos como Khairiah Sabar, también conocida como "Umm Hamza", y Sabar Siham, o "Umm Khalid".

Ellas son tres de las cinco esposas del líder de Al Qaeda; dos de los cuales se habían separado de él. Entre todas dieron a luz a por lo menos 20 de sus hijos, entre ellos 11 varones, uno de los cuales murió junto con su padre.

Las fuerzas de Estados Unidos se llevaron el cadáver de bin Laden y dejaron en el complejo a las tres viudas, así como a varios niños -algunos de ellos engendrados por el líder de Al-Qaeda-.

Desde entonces, funcionarios de Estados Unidos presionaron por el derecho a interrogar a las mujeres. Para ello, sin embargo, tuvieron que trabajar primero con las autoridades paquistaníes.

Algunos funcionarios paquistaníes expresaron enojo por la misión militar de Estados Unidos que realizó sin haberles advertido.

Pese a que Pakistán no desea ser visto como demasiado flexible a las peticiones de Estados Unidos, accedió a permitirle el acceso a las viudas como una forma de contrarretar las opiniones de que alguien del gobierno local pudo haber ayuda a que bin Laden se ocultara.

Los funcionarios de inteligencia de ambos países dijeron el jueves que todavía no hay evidencia de que miembros activos del ejército o de la inteligencia de Pakistán habían protegido al líder de Al-Qaeda.

El martes, el ministro del Interior paquistaní, Rehman Malik, dijo a CNN que Estados Unidos tendrá acceso a las viudas y los hijos de bin Laden.

Los comentarios de Malik se produjeron un día después de que una alta fuente de inteligencia paquistaní dijo que Estados Unidos podría hablar con las mujeres y los niños sólo si sus "países de origen lo permitían". Una de las viudas es de Yemen, pero las otras dos son de Arabia Saudita, de acuerdo con un oficial estadounidense que no quiso hablar de manera oficial.

Ese mismo día, el portavoz del Pentágono, el coronel Dave Lapan, dijo que los funcionarios de Estados Unidos y Pakistán estaban discutiendo el asunto.

Las entrevistas con las viudas de bin Laden no es lo único que Estados Unidos espera obtener de Pakistán, a medida que continúa su investigación sobre Al-Qaeda.

El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo el martes que el gobierno de Obama también quiere "los materiales que fueron recogidos por los paquistaníes después de que los comandos de estadounidenses" se fueran del complejo en el norte de Pakistán, a unos 50 kilómetros al norte de Islamabad.

Malik, en una entrevista con CNN, dijo que permitir que las viudas sean entrevistadas debe dejar claro a Estados Unidos que Pakistán no tiene nada que ocultar, así como hacer a un lado cualquier sospecha de que el terrorista más buscado del mundo podría haber tenido una red de apoyo en el interior el gobierno, el ejército o los servicios de inteligencia de Pakistán.

Si Pakistán tuviera "esqueletos" que ocultar "¿Crees que les daríamos acceso a las viudas y los hijos de Osama?", preguntó.

Malik dijo que la decisión "prueba" que Pakistán "muy claramente no sabía" que bin Laden estaba viviendo en un complejo en Abbottabad, ciudad paquistaní con una presencia militar importante, en vez de las zonas montañosas donde a menudo los funcionarios paquistaníes y Estados Unidos ubicaron su escondite.

El miércoles, el embajador de Pakistán en Estados Unidos, Husain Haqqani, se negó a ser específico cuando Anderson Cooper de CNN le preguntó sobre el tema.

Él sólo dijo que esperaba que "el gobierno de Estados Unidos, en los próximos dos o tres días, hablaría con usted y otros, y que ellos dejarán muy claro cuál es exactamente la situación".

El embajador agregó que "los acuerdos van a resolverse entre ambas partes".

"Pakistán y Estados Unidos continuarán compartiendo información", dijo Haqqani.

Haqqani se negó a comentar acerca de las entrevistas con las viudas de bin Laden.

 

Reza Sayah, periodista de CNN, colaboró con este reporte.

Ahora ve