El censo de México de 1930 es una base de datos reveladora para hispanos

La firma 'Ancestry.com' tendrá en un sitio los documentos completos del censo de 1930, considerado uno de los más exactos del siglo 20
Edward James Olmos
Edward James Olmos  Edward James Olmos  (Foto: )
  • A+A-
(CNN) -

El actor Edward James Olmos quiere rastrear la historia de su familia de México 100,000 años atrás, pero tendrá que conformarse con encontrarla desde 1930.

Lo que una firma de genealogía online describe como un tesoro de datos para las familias estadounidenses con raíces latinas, por primera vez se publica en línea el censo realizado en México durante 1930.

Éste se considera una rica fuente de información, pues es el censo más antiguo registrado en el país y el más exacto, con el conteo del 90% de la población, de acuerdo con Ancestry.com.

Esta compilación se hizo después de la sangrienta revolución de 1910-1920, y no sólo despierta el interés de latinos prominentes como Olmos, también podría saciar la curiosidad de los 31.9 millones de estadounidenses de origen mexicano.

De acuerdo con el censo de EU de 2010, los latinos representan por primera vez el segundo grupo de población del país.

El censo de 1930 de México es tan antiguo que consta de cerca de 13 millones de páginas impresas cuyas filas y columnas se rellenan a mano con caligrafía.

La escritura cursiva evoca una época radicalmente opuesta a la era digital, donde estos documentos están disponibles de forma gratuita, en Ancestry.com. 

Otras firmas de genealogía han puesto piezas del censo en línea, pero Ancestry.com será la primera que proveerá el documento completo en línea, según el portavoz de la firma, Sean Pate.

"Este es el documento más importante que tenemos para los mexicano-estadounidenses en este país ", dijo Olmos en una entrevista con CNN.

El actor nominado al Oscar está trabajando con la empresa online para rastrear la historia de su familia en México.

Al igual que las olas de inmigrantes europeos, muchos latinos han conocido sólo las historias orales de sus orígenes, dijo Olmos. 

De los 50.5 millones de hispanos que viven en Estados Unidos, 31.8 son de origen mexicano, de acuerdo con el Pew Hispanic Center.

“Aparte de la historia verbal que fue de una persona a otra, de una familia a otra, no tenemos más que eso”, comentó Olmos. “Esta es la primera vez que tenemos un documento. Para mí, es la construcción de mi autoestima y respeto en cuanto a lo que soy y para la gente que se sacrificó para que yo llegara a donde estoy. Ahora sé quiénes son y cuáles son sus nombres. Ahora quiero saber más acerca de los personas. Me gustaría volver atrás 100,000 años si pudiera", dijo Olmos.

El censo de México de 1895 se considera el primero del país, pero los registros no están disponibles al público y no son tan completos como el de 1930, dijo la portavoz de Ancestry.com, Caitlin Cobb.

Los censos de 1900, 1910 y 1920 no se consideran completos y confiables como el censo de 1930, oficialmente llamado El Quinto Censo General de Población y Vivienda 1930, México.

El censo de 1930 no incluye a los ciudadanos de la Ciudad de México, pero es significativo porque el hecho de que funcionarios federales buscaban una forma de unidad nacional, según fuentes de Ancestry.com.

Hubo una "agresiva campaña de propaganda" que enfatizaba el deber cívico de participar en el censo, lo que dio como resultado una “muy alta tasa de participación”.

“Y es por eso que el recuento de 1930 es considerado el mejor del censo mexicano del siglo 20”, señaló la empresa.

Los registros enlistan los nombres de las personas en un hogar y contienen información como: nombre, edad, sexo, lugar de nacimiento, dirección, estado civil, nacionalidad, religión, ocupación, propiedades, alfabetización, cualquier defecto físico o mental, e incluso alguna lengua indígena hablada.

Ancestry.com dice que  los 13 millones de registros revelan varias facetas de México durante 1930:

El nombre femenino más común era María, y el nombre masculino más frecuente era Juan.

Los apellidos más comunes eran Hernández, García y Martínez.

Los famosos mexicanos en el censo son María Félix (1914 - 2002), una de las actrices más reconocidas de México, y Carmelo Torres Fregoso (Bernardo del Carmen Fregoso Cazares, 1927-2003), un torero de renombre que más tarde se convirtió en un exitoso hombre de negocios, dijo la compañía.

Cerca del 18% de la población se registró como "soltero"; 11% estaba "casado Por lo Civil y la Iglesia"; 10% era "casado Por la Iglesia", y 8% vivía en "unión libre".

Los cuatro estados mexicanos más poblados eran Puebla, Veracruz, Jalisco y Oaxaca.

"Mientras EU es el segundo hogar de la comunidad mexicana en el mundo, los mexicano-estadounidenses forman el 10% de la población total de EU. Por esto, concuerda que el mayor sitio de historia familiar tenga una gran colección para este importante grupo demográfico”, dijo Josh Hanna, vicepresidente ejecutivo de Ancestry.com

La empresa anunció la disponibilidad gratuita de los documentos en su sitio web este mes porque es el Mes Nacional de la Herencia Hispana.

Olmos dijo que el censo de 1930 haría más fácil y sobre todo más confiable la investigación genealógica, porque los registros no se han distribuido regularmente en la historia de México.

Por ejemplo, Olmos pasó ocho años tratando de encontrar el certificado de nacimiento de su padre en México, comentó el actor.

Al final, nunca encontró el acta, pero halló "unas memorias dentro de un hospital” que situaba el nacimiento de su padre en la Ciudad de México en 1922, dijo Olmos.

“Salió del hospital y alguien lo anotó. Eso es lo que tengo sobre él”, precisó.

Olmos, quien nació en Los Ángeles en 1947, utiliza esas memorias del hospital
para obtener la doble nacionalidad con México hace algunos años.

La madre de Olmos también nació en Los Ángeles. Así que el registro de nacimiento de su padre fue fundamental para que el actor obtuviera la segunda ciudadanía.

El censo de 1930 podría agilizar la investigación sobre su familia, dijo el actor.

"Aquí es donde creo que la gente va a ganar fuerza. Tan pronto como comienzas a investigar, es como un misterio", dijo Olmos. “Mi madre, de 85 años, sabe bastante, ahora estamos encontrando a unos tíos y abuelos. Eso es emocionante. Realmente nos da poder".

Ahora ve