Mario Monti presenta al parlamento plan para sacar a Italia de la crisis

El primer ministro propone recortes presupuestales y aumentar impuestos; el proyecto debe ser aprobado por los legisladores
primer ministro de italia
mario-monti  primer ministro de italia
/
ROMA (Reuters) -

El nuevo primer ministro italiano presentará este lunes al parlamento una propuesta de 30,000 millones de euros (41,000 millones de dólares) en impuestos y recortes de gastos para los próximos dos años, incluidas reducciones de pensiones futuras, en un esfuerzo por acabar con la crisis que vive el euro.

Cerca de 20,000 millones de euros provienen de los recortes, incluidos cambios en la forma de calcular las pensiones de los trabajadores así como del aumento de un año en la edad de retiro, lo que será efectivo a partir de enero, anunció el primer ministro Mario Monti.

“Estamos en una semana crucial”, aseguró Monti, un día después de que su gabinete adoptó lo que él ha llamado un decreto para “salvar a Italia”.

“Sin este paquete, Italia colapsaría. Se dirigiría a la situación de Grecia”, dijo a reporteros este lunes. “Tenemos una gran simpatía por Grecia, pero no queremos imitarla”.

El resto del paquete de Monti involucra impuestos de 1.5% a transacciones financieras, barcos, carros y aviones, así como planes para evitar la evasión fiscal. También pretende recortar los costos de los gobiernos provinciales mientras intenta impulsar la economía italiana a través de la reconstrucción de la infraestructura.

Al anunciar los recortes este domingo, Monti –quien también funge como ministro de Finanzas– dijo que no cobrará salario por ninguno de los dos cargos.

La pensión mínima de 500 euros (672 dólares) no será recortada, informó la Ministra de Bienestar, Elsa Fornero. Pero las pensiones de los trabajadores italianos serán calculadas con base a su historial de salario, en lugar de los últimos tres años, lo que implicará un recorte aproximado de 100 euros (135 dólares) al mes.

El anuncio ocurre luego de un fin de semana de conversaciones difíciles entre los partidos políticos y los sindicatos italianos. Fornero lloró cuando comenzó a anunciar los recortes. El paquete debe ser aprobado por el parlamento italiano.

Italia es la tercera mayor economía del sistema europeo, y ha enfrentado recientemente cuestionamientos por el monto de su deuda, y la crisis que ha amenazado el avance de la moneda común en 17 países europeos.

Monti asumió los dos cargos en noviembre tras la renuncia el primer ministro Silvio Berlusconi, quien es el segundo líder europeo en dejar su puesto debido a la crisis, el primero fue el griego Yorgos Papandréu.

Monti, un excomisionado de la Unión Europea, dijo que las medidas eran necesarias para salvar a Italia. Añadió que los habitantes de su nación deben culparlo por los recortes a él y no a los líderes europeos.

“Nunca la pediré a los italianos que se sacrifiquen porque Europa lo pide”, aseguró. Pero luego añadió, “prefiero que me critiquen a mí que a Europa. Las cosas pueden funcionar sin mí, pero no sin Europa”. 

Ahora ve
No te pierdas