El nuevo presidente de Guatemala dice que recibe un país en crisis

Al jurar como nuevo presidente aseguró que recibe a un país cerca del quiebre económico, y con una infraestructura abandonada
Otto Pérez Molina
Otto Pérez Molina  Otto Pérez Molina
/
GUATEMALA (Reuters) -

El general retirado Otto Pérez Molina juró este sábado como nuevo presidente de Guatemala para un período de cuatro años (2012-2016), en presencia de nueve Jefes de Estado y representantes de unas 98 delegaciones internacionales.

El presidente del Parlamento, Gudy Rivera, correligionario y amigo de Pérez Molina, fue el encargado de tomar el juramento al nuevo mandatario, quien en el acto estuvo acompañado de su esposa, Rosa Leal de Pérez, y de su vicepresidenta, Roxana Baldetti.

Pérez Molina, ganador de las elecciones presidenciales de noviembre pasado apoyado por el derechista Partido Patriota (PP), el cual fundó en 2000, tras concluir una carrera de 30 años dentro del Ejército, recibió el cargo de manos del socialdemócrata Álvaro Colom, quien concluyó este sábado el período de cuatro años para el que fue elegido en 2007.

La nueva primera dama del país, Rosa Leal de Pérez, sostuvo el ejemplar de la Constitución Política de Guatemala, sobre la que Pérez Molina juró fidelidad y cumplimiento de sus deberes como mandatario.

"En nombre del Congreso de la República y del pueblo de Guatemala, legal, legitima y solemnemente le doy posesión del cargo de Presidente de la República de Guatemala para el período constitucional de 2012 a 2016", sentenció Rivera.

Tras el juramento, Rivera impuso al nuevo gobernante la banda presidencial, el botón de oro que le acredita como Presidente de la República, y le entregó el bastón militar el cual le confiere el grado de comandante general del Ejército.

“Hoy recibimos un país en crisis, se trata de una nación muy cerca de un quiebre económico. Una infraestructura abandonada y destruida”, indicó durante su discurso como nuevo presidente junto a su antecesor Álvaro Colom.

“Compatriotas, con la bendición de Dios y la voluntad de Guatemala, el cambio ha iniciado, el cambio ha llegado”, manifestó Pérez Molina ante un caluroso aplauso de los asistentes a la ceremonia.

“Iniciamos hoy un nuevo mandato presidencial con muchos problemas y grandes desafíos (…) la verdadera paz, la justicia ágil y eficaz y la seguridad integral que todos ansiamos”, aseguró.

“Durante la campaña, les di mi palabra y voy a cumplir con mi palabra”, dijo.

Sin embargo recalcó que el gobierno no puede solo sin la cooperación de la ciudadanía.

El nuevo presidente, quien ha ofrecido combatir "con mano dura" a los grupos criminales que azotan a este país centroamericano, y sacar de la pobreza que padece más de la mitad de sus 14.7 millones de habitantes, vistió en el acto un traje oscuro, con camisa blanca y corbata azul cielo, todos de la famosa casa italiana de modas Salvatore Ferragamo.

Mientras que Baldetti, la primera mujer en convertirse en vicepresidente de Guatemala, lució un traje negro con blanco de la casa de moda francesa Chanel con aretes y collar de perlas.

En el acto de toma de posesión, que se celebró en un polideportivo del sur de la capital guatemalteca, estuvieron presentes los presidentes Laura Chinchilla, de Costa Rica, Michel Martelly de Haití, Mauricio Funes de El Salvador y Porfirio Lobo de Honduras.

Además, Juan Manuel Santos de Colombia, Felipe Calderón de México, Daniel Ortega de Nicaragua y Desiré Delano Bouterse de Surinam, así como el primer ministro de Georgia, Mijail Saakashvil, y el príncipe Felipe de Borbón, heredero de la Corona española.

También participaron más de 5,000 invitados especiales, entre funcionarios de Estado, líderes políticos y representantes de la sociedad guatemalteca.

México ratifica a Guatemala y Colombia relación

El presidente de México, Felipe Calderón, se entrevistó este sánado, por separado, con los presidentes de Guatemala, Otto Pérez Molina, y de Colombia, Juan Manuel Santos, a quienes ratificó el interés de su país por estrechar las relaciones de cooperación bilateral.

Calderón llegó este sábado a la capital guatemalteca para participar en la ceremonia oficial de toma de posesión de Pérez Molina como nuevo gobernante de este país centroamericano.

Fuentes diplomáticas mexicanas dijeron a los periodistas que durante que Pérez Molina reafirmó a Calderón su compromiso "para dar un nuevo impulso a las relaciones bilaterales y aprovechar las oportunidades que brinda la condición de países vecinos".

Calderón también mantuvo una breve reunión con su homólogo colombiano, durante la cual intercambiaron puntos de vista sobre la situación política y económica de la región.

Ahora ve
No te pierdas