Las imágenes del tsunami de Japón reviven la tragedia de hace un año

El mundo fue testigo en vivo de uno los desastres naturales más importantes de la historia; las grabaciones todavía estremecen
Japón - monje - desastre
Japón - monje - desastre  (Foto: EFE, )
  • A+A-
Por: Kyle Almond
Autor: Kyle Almond
(CNN) -

Hace un año, el mundo fue testigo de cómo un enorme tsunami engullía comunidades enteras en el norte de Japón. Una hora después de uno de los terremotos más intensos que se haya registrado, las imágenes en vivo mostraron olas de hasta 10 metros de alto arremetiendo contra las ciudades costeras, arrojando embarcaciones, autos y tejados.

Un sobreviviente de la tercera edad declaró justo después del suceso: “Pensé que Japón desaparecería. Pensé que desaparecería bajo el agua". 

Los terremotos son comunes en Japón, país que se asienta en una de las fallas geológicas más activas del mundo. Sin embargo, el terremoto que desencadenó el tsunami del 11 de marzo de 2011 fue de una magnitud de 9.0 grados Richter, convirtiéndolo en el cuarto mayor terremoto desde 1900.

“Mi esposa y yo salimos, y básicamente nos aferramos al exterior de nuestra casa”, dijo Matt Alt, residente en Japón el día del terremoto. “Ni siquiera podíamos ponernos de pie. Nunca habíamos sentido algo de la magnitud de lo que sentimos aquél día". 

Los videos del desastre del año pasado aún sorprenden. Uno de ellos muestra a un hombre atrapado en la corriente, aferrado desesperadamente a un cable telefónico. Otro muestra a la gente corriendo para huir del tsunami, escapando justo antes de que el agua arremetiera contra sus casas.

Sin embargo, muchos no tuvieron tanta suerte. Hasta el viernes, la cifra oficial de muertos ascendía a 15,854 y aún se reportan 3,167 desaparecidos.

Los daños totales han sido calculados en cerca de 25 millones de yenes, aproximadamente 300,000 millones de dólares. “Esta casa que ven no estaba aquí”, dijo un hombre al mostrar los daños en su vecindario una semana después del tsunami. “La ola la arrastró hasta aquí. Las casas que estaban aquí fueron arrasadas por completo". 

Debido a la popularidad de la que gozan en Japón los teléfonos móviles, el tsunami del año pasado fue uno de los desastres naturales más registrados de la historia. Rápidamente, aparecieron los videos de aficionados, lo que, según Steve Nagata, consultor en tecnología radicado en Tokio, facilitó que la gente alrededor del mundo sintiera empatía hacia las víctimas.

Nagata declaró recientemente a Kyung Lah de CNN: “Al tener tanto material tan real, el incidente se volvió más real en las mentes de las personas. Ya no tienen que imaginar lo que es un tsunami: lo vieron en vivo. El poder hacer esto casi en tiempo real y mostrárselo a la gente alrededor del mundo no tiene precedentes". 

Muchos perdieron sus hogares por el tsunami, pero tuvieron la suerte de encontrar refugio en centros de evacuación cercanos. En Ishinomaki, los damnificados utilizaron cajas viejas para construir “ciudades de cartón” mientras esperaban que se construyeran viviendas temporales.

Yoshichi Suzuki, uno de los damnificados, mantuvo un enfoque positivo mientras permanecía en el refugio con su nieta. Dos meses después del tsunami, Suzuki cuidaba algunas plantas que había logrado rescatar de su casa en ruinas. “El tsunami las arrasó, y aún así sobrevivieron”, dijo a Lah. “Y ahora están retoñando. Nosotros, como las plantas, debemos seguir adelante y vivir". 

Ahora ve