El atacante de una escuela en Francia es enterrado en Toulouse: clérigo

El padre de Mohammed Merah quería que el cadáver de su hijo quedara en Argelia, pero dijo que las autoridades rechazaron recibirlo
El padre de Mohammed Merah habla a los medios
AFP. Mohammed Merah-Toulouse  El padre de Mohammed Merah habla a los medios
(Reuters) -

Mohammed Merah, el hombre acusado de matar a siete personas en el sur de Francia a principios de mes, fue enterrado este jueves cerca de Toulouse, según informó BFM-TVl, televisora afiliada de CNN, citando a Dalil Boubakeur, líder de la Gran Mezquita de París. 

El cortejo con el cuerpo del hombre llegó bajo resguardo de la policía francesa al cementerio de Cornebarrieu, a las afueras de Toulouse, este jueves por la tarde, reportó BFM-TV.

Argelia rechazó recibir el cuerpo de Merah para su entierro, según el padre del presunto asesino, de acuerdo con autoridades francesas. El padre de Merah, Mohammed Ben Allal, quería que su hijo fuera enterrado en el hogar de su familia en Argelia, después de que la policía lo mató, tras una redada de 32 horas. Las autoridades lo buscaban por las muertes de siete personas en el sur de Francia a principios de marzo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia se rehusó a comentar dónde sería enterrado Merah, al referirse al asunto como privado. El gobierno argelino aún no ha confirmado su negativa a recibir el cuerpo.

El tío de Merah, Jamal Azizi, dijo que la familia estaba sorprendida y no podía entender por qué el gobierno argelino se negó a dejarlos enterrar a su hijo en su patria. Merah nació en Francia y proviene de una familia originaria de Argelia. 

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo este jueves que prefiría que Merah fuera enterrado sin más debate. "Era francés, dejen que sea enterrado y no creemos ninguna controversia por ello", dijo.

Abdallah Zekri, un representante de la Gran Mezquita de París, dijo este jueves que la mezquita estaba haciendo arreglos para enterrar a Merah al día siguiente. "(Se quiso) proceder a un discreto y breve entierro y cerca de esa capilla”, dijo a la afiliada de CNN, BFM-TV.

Merah murió el 22 de marzo, después de una redada en un departamento de la ciudad de Toulouse donde permanecía atrincherado. Al joven lo buscaban por los asesinatos de tres paracaidistas franceses, un rabino y tres niños judíos de cuatro, cinco y siete años. Otras dos personas resultaron gravemente heridas en los ataques que se le atribuyen.

Su padre anunció que planea demandar al gobierno de Francia por la muerte de su hijo, con el argumento de que Francia tenía los medios para capturar a su hijo vivo, pero prefirió usar la violencia y disparar a muerte.

La policía buscó a Merah durante 10 días después del primer tiroteo, ocurrido el 11 de marzo. Su tío, mientras tanto, negó las afirmaciones del gobierno francés que sostenían que Merah era un simpatizante de Al-Qaeda y que había viajado a Afganistán o Pakistán para entrenarse en el uso de armas.

Azizi dijo que su sobrino fue víctima de un grupo extremista que llegó a conocer mientras estuvo en prisión. Las autoridades pusieron bajo vigilancia a Merah por delitos menores después de sus visitas a Pakistán y a Afganistán.

Según el fiscal Francois Molins, el atacante dijo haber asistido a un campo de entrenamiento de Al Qaeda y se encontraba en la lista de personas a quienes el gobierno estadounidense les tiene prohibido el acceso al país, según funcionarios de inteligencia de EU.

La delegación de Al Jazeera en París recibió videos de los ataques esta semana a través de correo electrónico, junto con una letra no firmada en francés que asegura que Al-Qaeda fue responsable por los hechos. La televisora decidió no transmitir ni distribuir el video bajo el argumento de que no coincide con su código de ética, informó.

El domingo, la policía francesa acusó al hermano de Merah, Abdelkader, de complicidad en los siete homicidios y lo puso bajo su custodia, informó la oficina del fiscal de París. Las autoridades lo acusaron de conspiración para preparar actos de terrorismo y robo en grupo.

Abdelkader Merah se considera un chivo expiatorio por los crímenes de los que se acusa a su hermano, según su abogada Anne Sophie-Laguens.

La policía también interrogó a la madre y a la novia de la hermana de Merah, pero las liberó sin cargos.

Saskya Vandoorne, Caroline Fraj y Alden Mahler contribuyeron con este reporte

Ahora ve
No te pierdas