El Pentágono presenta cargos contra el presunto cerebro del 11-S

Defensa de EU señaló a cinco detenidos en Guantánamo como responsables de planear y ejecutar los ataques de 2001; encaran la pena de muerte
Khalid Sheikh Mohammed
Khalid Sheikh Mohammed  Khalid Sheikh Mohammed  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
(Reuters) -

El Departamento de Defensa de Estados Unidos anunció este miércoles cargos contra Khalid Sheikh Mohammed, el acusado de planear los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, y contra otros cuatro acusados de ser parte de la trama.

“Si son encontrados culpables, los cinco acusados pueden ser sentenciados a pena de muerte”, informó el Departamento de Defensa en un comunicado de prensa.

Junto con Mohammed, los otros son Walid Muhammad Salih Mubarak Bin 'Attash, Ramzi Binalshibh, Ali Abdul Aziz Ali y Mustafa Ahmed Adam al Hawsawi.

Los cargos alegan que los cinco son “responsables de planear y ejecutar los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, Washington, y Shanksville, Pennsylvania, lo que resultó en la muerte de 2,976 personas”, según el comunicado.

Los cinco fueron acusados de “terrorismo, secuestro aéreo, conspiración, asesinato en violación a la ley de guerra, atacar a civiles, atacar a objetivos civiles, causar heridas de forma intencionada y destrucción de propiedad en violación de la ley de guerra. La autoridad conveniente ha enviado todos los cargos para un juicio en conjunto”. Dicha autoridad, la Oficina de Comisiones Militares, envió los cargos a una comisión militar capital, según el Pentágono. 

“Cada uno de los cinco acusados, además de tener abogado defensor, ha aprendido consejería legal, tienen conocimiento especializado y experiencia en casos de pena de muerte para que les sirva de asistencia en su defensa”, según el Pentágono.

El juez de la comisión militar asistirá a otro juez militar en el caso, y a los cinco se les instruirán los cargos en Bahía de Guantánamo, Cuba, dentro de un periodo de 30 días.

La acción anunciada este miércoles es una nueva presentación de cargos contra los conspiradores. El Ejército inicialmente acusó a Mohammed en 2008, pero el presidente Barack Obama detuvo el caso como parte de sus esfuerzos por cerrar el centro de detención en Guantánamo.

Al no poder cerrar el centro, Obama intentó trasladar el caso a una corte federal en Nueva York en 2009, lo que únicamente causó una tormenta política. El plan fue abandonado luego de quejas sobre sus costos y la seguridad.

En abril del año pasado, el fiscal general Eric Holder anunció que los cinco se enfrentarían a un juicio militar en Guantánamo.

Ahora ve