Un grupo de sacerdotes pide eliminar el celibato de la norma católica

Bajo la Iniciativa Pfarrer, llaman a la "desobediencia" contra principios de la Iglesia y presentan cinco puntos a los que se oponen
Benedicto XVI Semana Santa
Benedicto XVI Semana Santa  Benedicto XVI Semana Santa  (Foto: )
| Otra fuente: CNNMéxico

Sacerdotes católicos de Austria han iniciado una “llamada a la desobediencia” a principios de la Iglesia como el celibato y la prohibición de mujeres en el sacerdocio, lo que ha motivado una respuesta del Papa en esta Semana Santa.

El grupo de pastores que respaldan la Iniciativa Pfarrer presentaron un documento en el que llaman a una “protesta” de cinco puntos motivados por “la actual hambruna de parroquias y cuidados pastorales debido a la escasez de sacerdotes y a la creciente edad de los pastores” que dificultan su trabajo, según explican.

Los ministros católicos se oponen a la negativa del derecho canónico que “emite un juicio excesivamente duro y sin piedad” en contra de los sacerdotes que pierden el celibato y los que conforman una familia, la unión de parejas del mismo sexo y los obstáculos hacia los divorciados católicos que quieren volver a casarse.

Critican la unión o cierre de parroquias cuando no hay un párroco que las pueda atender. “La escasez se eleva al rango de ley en lugar de cambiar las leyes poco bíblicas de la Iglesia para hallar una solución”, dice el documento.

Afirman que atender varias comunidades a la vez, ante la falta de sacerdotes, genera un inadecuado “cuidado pastoral” de la comunidad. Rechazan celebrar múltiples misas durante los fines de semana que las convierte en “rituales superficiales y charlas de rutina”.

Y además se oponen a la sobrecarga de trabajo de los párrocos para cumplir con “numerosas tareas” que les impiden tener “tiempo y energía para tener una vida espiritual”, incluso después de la edad de jubilación.

“La ausencia de alegría con la que se dirige la Iglesia de hoy no es un buen testimonio para el 'mensaje gozoso' que nos debe motivar”, dicen los pastores de la Iniciativa Pfarrer, que presentan este documento para evitar el “silencio que se interpreta como aceptación” de los principios de la Iglesia católica.

El Papa defiende las posturas católicas

El papa Benedicto XVI reiteró el "no" al sacerdocio femenino y denunció la "desobediencia organizada" que propugna el grupo de curas europeos durante su homilía de la Misa Crismal.

Ante más de 10,000 personas, el Papa dijo que el sacerdocio exige renunciar a "aquello que es solamente nuestro" y ponerse a disposición de los otros, de Cristo, y se preguntó cómo debe realizarse "en la situación a menudo dramática de la Iglesia de hoy", reportó la agencia EFE.

Señaló que los sacerdotes de la Iniciativa Pfarrer pretenden desobedecer cuestiones como la de la ordenación de las mujeres, "sobre la que el beato Papa Juan Pablo II ha declarado de manera irrevocable que la Iglesia no ha recibido del Señor ninguna autoridad sobre esto", dijo.

El Papa agregó que "queremos creer" que invocan la desobediencia con la creencia de que así se renueva la Iglesia, "convencidos de que se debe afrontar la lentitud de las instituciones con medios drásticos para abrir caminos nuevos, para volver a poner a la Iglesia a la altura de los tiempos".

"Pero, ¿la desobediencia es un camino para renovar la Iglesia?”, se preguntó el Papa, que agregó que tal vez no es otra cosa "que sólo el afán desesperado de hacer algo, de transformar la Iglesia según nuestros deseos y nuestras ideas", recogió EFE.

Benedicto XVI señaló que Cristo ha corregido "las tradiciones humanas que amenazaban con sofocar la palabra y la voluntad de Dios" y lo ha hecho "para despertar nuevamente la obediencia a la verdadera voluntad de Dios, a su palabra siempre válida".

Estos años, destacó, han sido de "dinamismo", de verdadera renovación, que muestran la inagotable vivacidad de la Iglesia, dijo ante fieles, sacerdotes y obispos.

Ahora ve
No te pierdas