Rebeldes de Mali declaran independencia en la región del Sahara

La Unión Africana expresó su rechazo total a la declaración independentista de los insurgentes
Reuters
Tuareg-Mali-Reuters  Reuters  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
(Reuters) -

Los rebeldes separatistas que lograron el control de grandes áreas en el norte de Mali declararon la independencia de una región en el Sahara que ellos llaman Azawad, según un comunicado publicado en internet por el secretario general del Movimiento de Liberación Nacional de Azawad.

La declaración ocurre tras "más de 50 años de corrupción y mal gobierno con la complicidad del Ejército y los políticos, poniendo en riesgo la vida de las personas en Azawad", señaló el movimiento en el comunicado.

La Unión Africana expresó este viernes mediante un comunicado su "rechazo total" a la declaración.

El presidente de la Unión Africana, Jean Ping, "condena firmemente este anuncio, que es nulo y de ningún valor".

En el comunicado, el funcionario instó a la comunidad internacional a apoyar esta posición.

La Unión aseguró que hará todo lo posible para restaurar la autoridad del gobierno de Mali en la totalidad de su territorio y "poner fin a los ataques que llevan a cabo grupos armados y terroristas en el norte del país".

El ministro de Defensa francés, Gerard Longuet, dijo que una declaración de independencia en el norte de Mali no tiene sentido si no es reconocida por los estados africanos. Francia es la antigua potencia que colonizó Mali.

Los ataques de los rebeldes tuaregs en el norte del país y un golpe militar el mes pasado que derrocó al gobierno han sumido al país en el caos.

Los rebeldes llamaron a un cese al fuego este jueves, tras asegurar que habían capturado un territorio clave en el Sahara y por tanto que habían logrado su misión militar.

Los tuaregs reconocen a la región de Azawad como la cuna de su civilización nómada. El movimiento insurgente que iniciaron en enero para lograr la independencia ha provocado el desplazamiento de 200,000 personas.

Animados por el caos tras el golpe de Estado del mes pasado, los rebeldes ganaron territorio en el norte con relativa facilidad y le arrebataron al gobierno el control de varias ciudades estratégicas, incluyendo Kidal, Gao y Timbuctú.

Los rebeldes han dividido efectivamente a la nación del África Occidental en dos, con las zonas del norte aún inestables y tensas, lo que impide el acceso a las organizaciones humanitarias, según la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados.

Ahora ve