Obama pide a América Latina no culpar a EU de "todo lo que sale mal"

En la Cumbre de las Américas, el presidente estadounidense destacó que hay ejemplos de una mayor cooperación entre su país y la región
Mariano Castillo
Autor: Mariano Castillo
(Reuters) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este sábado durante la VI Cumbre de las Américas que es razonable debatir sobre alternativas en la guerra contra las drogas, pero insistió en que su legalización no es una opción válida para Estados Unidos. 

Obama hizo sus primeras declaraciones en el evento hemisférico durante una reunión con líderes de negocios, donde participó en un panel junto a los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos y Brasil, Dilma Rousseff. 

La posibilidad de la legalización de las drogas ha ganado fuerza en Centroamérica, que está siendo afectada por los proveedores y los consumidores del sur al norte. 

Sin embargo, la idea va en contra de décadas de la política prohibicionista respaldada por Estados Unidos, que siguió en gran medida aplicada en América Latina y el Caribe. 

Santos señaló este sábado que la gente de su país, Colombia, también ha llamado de diferentes maneras a acercarse a las drogas ilícitas. 

“A veces pedaleamos y pedaleamos y pedaleamos, y nos sentimos como si estuviéramos en una bicicleta fija”, dijo sobre la guerra contra las drogas. 

“Creo que ha llegado el momento de analizar simplemente si lo que estamos haciendo es lo que mejor se podría hacer, o si podemos encontrar una alternativa que fuera más eficaz y menos costosa para la sociedad. Este es un tema de sensibilidad política”, afirmó. 

Y añadió: “Uno de los extremos puede ser poner a todos los usuarios en la cárcel. En el otro extremo, la legalización. En medio, poner políticas más prácticas, como la despenalización del consumo, pero la puesta de todos está en la prohibición”. 

Obama dejó la puerta abierta para el debate, pero dejó claro que Estados Unidos tiene una posición firme sobre el tema. 

“Creo que es legítimo tener una conversación acerca de si las leyes en su lugar están haciendo más daño que bien en ciertos lugares” dijo Obama. “Yo personalmente, y la posición de mi gobierno es, que la legalización no es la respuesta”. 

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, informó este sábado a periodistas que el presidente venezolano Hugo Chávez no asistiría por razones de salud. Chávez regresó hace unos días de Cuba donde lleva su tratamiento contra el cáncer. 

Por otro lado, Cuba, que no es miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA), no fue invitado a la reunión de los líderes. Hubo un intento de último minuto por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, para la asistencia de Raúl Castro en la cumbre, pero no se concretó. 

Correa no asistió a la cumbre, debido a la exclusión de Cuba. 

Estados Unidos “nunca ha estado tan emocionado” de trabajar en condiciones de igualdad con los países de América Latina, dijo Obama este sábado, promesa ya realizada por sus antecesores, pero que arrancó los aplausos de la audiencia de líderes empresariales. 

El presidente presentó una evaluación optimista de las relaciones hemisféricas, haciendo alarde de un incremento del 46% en el comercio entre Estados Unidos y América Latina y el Caribe. 

“Este hemisferio está muy bien posicionado en la economía global”, resaltó. 

Rousseff, presidenta de Brasil, habló de la necesidad de una “relación virtuosa” basada en el respeto y la igualdad entre las economías, mientras que Santos dijo que dio la bienvenida a un “cambio de mentalidad en las relaciones entre el norte y el sur”. 

Obama habló sobre un cambio que le gustaría ver: “Creo que en América Latina, parte del cambio en la mentalidad, sería que no se mire a Estados Unidos como la razón de todo lo que sale mal”. 

Hay muchos ejemplos de una mayor cooperación entre Estados Unidos y América Latina, pero no siempre son llamativos y no dibujan o tienen la misma atención que los conflictos, agregó Obama. 

“A menudo en la prensa, la atención en las cumbres de este tipo termina centrándose en las controversias” añadió el presidente. “A veces, esas controversias se remontan a antes de que yo naciera”. 

El inicio de la cumbre se vio ensombrecida por dos incidentes de seguridad, uno que implicaba las explosiones de bombas y otra sobre el servicio secreto estadounidense que participa en Colombia para proteger a la delegación de Estados Unidos. 

Al menos una docena de agentes del Servicio Secreto y funcionarios están siendo investigados por supuestamente llevar a varias prostitutas a un hotel en Cartagena, confirmaron dos fuentes estadounidenses a CNN. 

El personal del Servicio Secreto fue enviado de regreso a Estados Unidos. 

Por otra parte, dos pequeñas explosiones se produjeron en Cartagena. 

Las explosiones, una cerca de una estación de autobuses y otro cerca de un centro comercial, se produjeron a gran distancia de donde los líderes mundiales se reunían, dijo Alberto Cantihho Toncell, un vocero de la Policía Nacional de Colombia. 

No hubo víctimas y solo daños menores, añadió Toncell. 

Dan Lothian de CNN contribuyó con este reporte

Ahora ve
No te pierdas