Ataques coordinados en Afganistán se dirigen a una zona de embajadas

Instalaciones del gobierno y las sedes diplomáticas de EU, Alemania y Rusia en Kabul fueron atacadas, informaron fuerzas de la OTAN
Fuerzas afganas repelen agresión
AFP. Afganistan-ataques  Fuerzas afganas repelen agresión  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Mitra Mobasherat y Mohammed Jamjoom
(Reuters) -

Atacantes en Afganistán lanzaron una ola de ataques coordinados este domingo en un distrito protegido que alberga varias embajadas y el palacio presidencial, mientras que otros atentados fueron dirigidos contra una base usada por tropas estadounidenses, informaron autoridades.

Instalaciones del gobierno afgano y las embajadas estadounidense, alemana y rusa en Kabul fueron atacadas, informó la Fuerza Internacional  de Asistencia para la Seguridad (ISAF) de la OTAN, que detalló que siete locaciones fueron atacadas.

Insurgentes también tomaron un edificio frente al Parlamento afgano y comenzaron a dispararle, dijo la oficina de la jefatura de policía en Kabul en un comunicado.

Pero la policía enfrentó algunos atentados, arrestó a dos potenciales atacantes suicidas y a la persona que los manejaba, y destruyó un vehículo lleno de explosivos, según el comunicado.

Los hombres confesaron que eran miembros de la red Haqqani, dijo la policía. El grupo insurgente algunas veces se alía con el Talibán, pero es un movimiento separado.

Al menos 13 rebeldes fueron asesinados en cuatro diferentes lugares del país, dijo el vocero del Ministerio del Interior, Sediq Seddiqi. En tanto, 14 agentes policiales resultaron heridos.

Otros 15 supuestos atacantes que planeaban atentados similares fueron arrestados en la provincia de Kunduz, dijo Lal Mohammad Ahmadzai, vocero del jefe de la policía para el norte y el noreste de Afganistán.

El Talibán se atribuyó la responsabilidad de los ataques y dijo que fueron realizados por decenas de bombarderos suicidas en Kabul y otras tres provincias del país.

La milicia islamista que una vez gobernó Afganistán dijo que sus miembros atacaron un edificio del parlamento y otros sitios. Los atacantes llevaban chalecos con explosivos, lanzacohetes y granadas de mano, según el Talibán.

Periodistas de CNN escucharon disparos, explosiones y fuego de granadas propulsadas durante más de una hora en el centro de Kabul durante la mañana de este domingo. El fuego de armas pequeñas continuó durante al menos tres horas.

Las tropas internacionales no respondieron a los ataques y dejaron la operación a las fuerzas de seguridad afganas, dijo la ISAF.

"Las Fuerzas de Seguridad Nacionales respondieron muy bien al ataque de hoy alrededor de Kabul", dijo la ISAF, y señaló que los afganos no pidieron su ayuda.

El vocero d la ISAF, el teniente coronel Jimmie Cummings, dijo que no estaba abrumado por los ataques.

El embajador de Estados Unidos, Ryan Crocker, expresó sentimientos similares: "El Talibán es bueno emitiendo comunicados y menos bueno para luchar", dijo a CNN.

Crocker dijo que los ataques podían haber sido de la red Haqqani, en vez del Talibán, pues este último no tiene la capacidad para llevarlos a cabo, según el diplomático.

La situación en Kabul estaba bajo control al menos cuatro horas y media después de los ataques, dijo.

Crocker no especificó si estadounidenses resultaron heridos, pero sí que varios afganos habían muerto o estaban lesionados.

La embajada de Estados Unidos fue cerrada cuando la violencia comenzó, dijo el vocero Gavin Sundwall, en un "procedimiento de operación estándar". El portavoz descartó daños o heridos entre el personal.

Sundwall no pudo confirmar si la embajada era el blanco de los ataques, pero dijo que se escucharon disparos en las instalaciones.

La Oficina de Relaciones Exteriores británica aseguró que había un "incidente en curso en el área diplomática de Kabul" y detalló que se encontraban en contacto cercano con el personal de su embajada.

India también descartó reportes de que había ciudadanos indios heridos.

Un policía local dijo que los atacantes se dirigieron contra un hotel en el centro de Kabul cercano al palacio presidencial, una oficina de Naciones Unidas y muchas embajadas extranjeras, pero personal en el hotel negó que hubiera sido atacado.

Un funcionario occidental en Kabul dijo que el hotel había sido tomado por los insurgentes, pero que las fuerzas afganas recuperaron el control.

En tanto, al este del país, cuatro atacantes suicidas se dirigieron contra una base militar en Jalalabad, donde tienen tropas estadounidenses tienen una base, informó el comandante Jahangir Azimi.

Al menos tres de los atacantes murieron, dijo la ISAF en un comunicado sobre el incidente.

En un hecho separado, un grupo de atacantes suicidas fue contra un centro de entrenamiento policial en el centro de la ciudad de Gardez, en la provincia de Paktia. Al menos ocho civiles resultaron heridos, dijo un oficial en el lugar. El funcionario no estaba autorizado para habla con los medios de comunicación, por lo que pidió el anonimato.

El área de Kabul donde ocurrieron los ataques es frecuentada por extranjeros y rara vez es escenario de violencia.

Ahora ve