Las FARC dicen que el periodista francés es “prisionero de guerra”

Romeo Langlois, de 'France 24', fue herido durante su captura en un operativo de fuerzas de seguridad contra laboratorios de cocaína
REU. Romeo Langlois-periodista-FARC
/
(Reuters) -

El grupo rebelde más grande de Colombia se adjudicó este martes la captura del periodista francés Romeo Langlois, quien desapareció el fin de semana, y lo describió como un “prisionero de guerra”.

Una mujer, quien dijo pertenecer a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), leyó en una llamada al teléfono móvil de un periodista local un mensaje que atribuía la retención del comunicador al grupo.

“El periodista francés, uniformado de militar y capturado en pleno combate, está en nuestras manos y es prisionero de guerra. Él está levemente herido en un brazo, se le ha prestado atención médica y está fuera de peligro”, dijo.

El comunicado fue divulgado por varios medios de comunicación en Colombia, entre ellos el diario El Tiempo y Caracol Radio.

El presidente de Colombia ha exigido la liberación de Langlois, quien fue secuestrado por las FARC mientras se encontraba en una incursión militar contra laboratorios de droga.

"Queremos decirle a las FARC que lo liberen tan pronto sea posible", dijo Santos este lunes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. "Entre otras cosas, porque entendemos que está herido".

El ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, dijo este domingo que reportes preliminares indicaban que Romeo Langlois recibió un tiro en el brazo antes de desaparecer.

En abril, las FARC se comprometieron a detener los secuestros.

Langlois, quien trabaja para France 24 y ha servido en el país sudamericano como corresponsal de guerra durante más de 10 años, estaba junto a los soldados cuando el grupo rebelde atacó, informó el gobierno colombiano. Un sargento, dos soldados y un policía nacional murieron, mientras que otros seis resultaron heridos, detalló el Ministerio de Defensa.

El ataque ocurrió en la provincia de Caquetá, al sur del país, donde los soldados destruyeron laboratorios de cocaína.

El lunes, la Fuerza Aérea Colombiana dio a conocer un video tomado en la misma región de Caquetá donde supuestamente mostraba a rebeldes vestidos de civil disparando contra los aviones militares.

El comandante de la Fuerza Aérea, Tito Saúl Pinilla, dijo que Colombia entregará el video a los organismos internacionales, que no especificó cuáles, como evidencia de que las FARC han violado la Convención de Ginebra.

“El video demuestra que una vez más (los rebeldes están utilizando) a la población civil como escudo para cometer sus actos criminales”, dijo Pinilla. “Esto provoca una gran dificultad no sólo para nuestras fuerzas en tierra, sino también para todos nuestros pilotos que tienen que localizar al enemigo vestido de civil, camisa blanca y que corre y se esconde entre la población civil”.

France 24 reportó que sus editores aún trabajan con las autoridades de ambos países para reunir información sobre su reportero.

"Sabemos que es una región difícil", dijo Nahida Nakad, director editorial de Audiovisuel Exterieur de la France, de la cual France 24 forma parte. “Por supuesto, estamos muy preocupados, pero tenemos toda la confianza en Romeo, quien conoce el territorio muy bien y es un periodista experimentado. Esperamos que se encuentre sano y salvo, y estamos en contacto constante con su familia”.

Una agencia de noticias simpatizante de las FARC y que frecuentemente publica comunicados de este grupo, culpó del incidente al gobierno colombiano.

La desaparición de Langlois “es responsabilidad del gobierno de Colombia por incluir en sus filas a un extranjero como corresponsal de guerra”, señaló en una editorial la Agencia de Noticias Nueva Colombia.

Los soldados habían destruido cinco laboratorios, con una capacidad total para producir dos toneladas de cocaína a la semana, informó el ministro de Defensa colombiano durante el fin de semana.

El grupo rebelde ha estado en guerra con el gobierno colombiano desde la década de 1960, y ha usado el secuestro de policías, militares y civilescomo parte de su estrategia.

Luego de recibir varios golpes que han disminuido su fuerza, continúa realizando secuestros y ataques contra las fuerzas de seguridad.

Con información de Marilia Brocchetto

Ahora ve
No te pierdas