Un juez rechaza a Strauss-Kahn su solicitud de inmunidad diplomática

El exdirector del Fondo Monetario Internacional enfrenta una denuncia civil por la supuesta agresión contra una recamarera en Nueva York
Dominique Strauss-Kahn habla a los medios
REU. Strauss Kahn-FMI  Dominique Strauss-Kahn habla a los medios  (Foto: )
  • A+A-
(Reuters) -

Un juez de Nueva York rechazó este martes la solicitud presentada por el exdirector del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Khan, para desechar una demanda en su contra por gozar de inmunidad diplomática.

El titular de la Suprema Corte del Bronx, Douglas McKeon, denegó la petición hecha por los abogados de Strauss-Kahn contra la denuncia, la cual fue presentada por la empleada de un hotel que lo acusó de un ataque sexual en 2011.

Un abogado de la recamarera, Nafissatou Diallo, aseguró que su cliente estaba complacida con la decisión.

“Estamos extremadamente complacidos con la bien razonada y articulada decisión del juez McKeon, que reconoce que Strauss-Kahn no merece inmunidad”, aseguró el fiscal Douglas H. Wigdor. “Hemos dicho que la desesperada petición de inmunidad de Strauss-Kahn era una técnica diseñada para retrasar estos procedimientos y ahora buscamos procesarlo por el brutal asalto sexual que cometió”.

Strauss-Kahn dirigió el FMI, una organización internacional de 187 estados miembro con sede en Washington que otorga préstamos a los países que sufren dificultades económicas.

El economista francés renunció al cargo poco después de su arresto en Nueva York en mayo de 2011, cuando fue acusado de agresión contra una recamarera en una suite de hotel en Manhattan.

Diallo acusó a Strauss-Kahn de violarla cuando entró a su habitación para limpiarla. La policía lo detuvo en un avión de Air France que estaba a punto de partir del aeropuerto John F. Kennedy y lo encarceló antes de su presentación en una corte criminal.

Los abogados de Strauss-Kahn aceptaron más tarde que ocurrió un encuentro sexual consensuado con la recamarera, pero aseguraron que no hubo violencia.

El arresto de alto perfil a una figura que se preparaba para contender por la presidencia en Francia despertó el interés de los medios en todo el mundo. Sin embargo, el caso en su contra fue abandonado por fiscales de Nueva York, quienes citaron problemas de credibilidad de la recamarera.

“Al final, hicieron algo valiente al desechar el caso”, dijo uno de los abogados del francés a Pierce Morgan, de CNN. “Tomó muchas agallas hacer eso. Fue la decisión correcta. El caso estaba alimentado por un frenesí mediático como ningún otro que haya visto”.

En agosto, los abogados de Diallo presentaron una demanda civil por daños y perjuicios del supuesto ataque en el hotel.

Los abogados de Strauss-Kahn no apelaran su inmunidad durante el caso criminal. El abogado ridiculizó el hecho de que sí lo hicieran en el caso civil, pero no en el caso criminal.

Sin embargo, el abogado de Strauss-Kahn, Amit Mehta, deseaba demostrar su inocencia en los procedimientos criminales, por lo que no invocó la inmunidad de la que gozaba como jefe del FMI.

En su decisión, el juez escribió que “el señor Strauss-Kahn no puede esgrimir inmunidad en un esfuerzo por limpiar su nombre solo para protegerlo en un esfuerzo por negar a la señora Diallo la oportunidad de limpiar el suyo”.

En los meses posteriores a la acusación de Diallo, otras acusaciones salieron a la luz. Anne Mansouret, una miembro socialista del Parlamento francés, dijo que Strauss-Kahn había atacado a su hija. La demanda fue presentada alegando un ataque en 2002, a pesar de que el incidente ya había expirado.

Actualmente, Strauss-Kahn enfrente otra batalla legal, esta vez centrada en una investigación por una red de prostitución de alto perfil que opera en hoteles de lujo en la ciudad francesa de Lille.

Strauss-Kahn ha sido notificado formalmente por las autoridades francesas de que se encuentra bajo investigación por “proxenetismo agravado”, y ya sido multado con una fianza de 100,000 euros. Él ha rechazado las acusaciones asegurando que no sabía que las jóvenes mujeres en las fiestas a las que asistió fueran pagadas por sexo.

Con información de Hussein Saddique.

Ahora ve