Revueltas con decenas de víctimas acompañan a la transición en Egipto

Al menos 11 personas murieron y 100 resultaron heridas en enfrentamientos en El Cairo, donde hay protestas por destituir a un candidato
egipto el cairo manifestaciones
egipto el cairo manifestaciones  egipto el cairo manifestaciones  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Mohamed Fadel Fahmy
(Reuters) -

Las fuerzas armadas de Egipto podrían transferir el poder a una autoridad civil en las próximas tres semanas si la elección presidencial es decidida en la primera vuelta, dijo el miércoles un portavoz del jefe de gabinete de las fuerzas armadas.

“El general Sami Anan dijo hoy durante una reunión con los poderes y partidos políticos que (el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas) espera transferir el poder dentro de las próximas tres semanas, en caso del triunfo de un presidente en la primera fase de las elecciones, sin segunda vuelta”, dijo el comandante Alaa Al Iraq.

La medida, dijo, tiene la intención de acallar las dudas de aquellos que temen que siga un gobierno militar y también es una señal de la intención de cumplir la transición en puerta.

Se espera que los egipcios acudan a las urnas el 23 de mayo en lo que será la primera elección presidencial desde el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak. Esto se produce entre crecientes tensiones políticas, mientas las autoridades trabajan en elaborar una nueva Constitución y los egipcios esperan el 2 de junio para conocer el veredicto del juicio de Mubarak por asesinato.

Mientras tanto, manifestantes acamparon por cuarto día consecutivo afuera del Ministerio de Defensa para expresar su ira por la descalificación en la elección del candidato islamista Abu Hazem Ismael. También quieren disolver la comisión electoral presidencial.

Abu Ismael fue descalificado debido a la evidencia de que su difunta madre tenía la ciudadanía estadounidense, algo que él ha negado, lo que llevó a sus seguidores a protestar por la decisión de la comisión electoral. Aproximadamente 10 de los 23 candidatos presidenciales han sido descalificados, dijo a principios de este mes el jefe de la comisión electoral.

Agresores atacaron en El Cairo a los manifestantes la madrugada del miércoles, y mataron a por lo menos 11 personas, informaron fuentes médicas a CNN. Por lo menos 100 personas resultaron heridas, dijo Hisham Shiha, viceministro de salud.

“¡Abajo el gobierno militar!”

No fue posible identificar quiénes fueron los atacantes, pero no estaban uniformados, dijeron los testigos.

Los observadores dicen que persiste el temor de un aumento de la violencia, mientras otros manifestantes marcharon desde el centro para unirse al primer contingente. El ejército envió una unidad para tratar de restablecer la calma.

Los manifestantes lanzaron piedras a los agresores, quienes respondieron con una constante artillería de piedras y cócteles molotov. “¡Abajo el gobierno militar!”, corearon los manifestantes. Alaa Younis, quien participó en manifestación con unos amigos, dijo que “decenas de militares vestidos de civil comenzaron a arrojarles piedras, bloques de cemento, y lanzaron gases lacrimógenos con rifles, por lo que obviamente eran agentes de seguridad encubiertos”.

“Contraatacamos con piedras hasta que nos percatamos que intensificaron su actuar y dispararon perdigones. Muchos nos refugiamos en uno de los dos hospitales de campaña”, dijo Younis.

Un día antes de los ataques, la televisión estatal transmitió videos en los que se muestra a los manifestantes cantando consignas en contra del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el cual ha gobernado Egipto desde que Mubarak fue depuesto del poder el año pasado.

Otros dos candidatos presidenciales dieron a conocer el miércoles que suspenderían temporalmente sus actividades de campaña debido al clima de violencia.

El candidato puntero, Abdel Monein Aboul Fetftouh, quien es independiente, dijo en su cuenta de Twitter que los legisladores deben presionar al ministro del Interior para que investigue los hechos.

El candidato del Partido Libertad y Justicia, Mohamed Mursi, dijo suspende su campaña por dos días para “un duelo por las almas de los mártires” de los enfrentamientos, y culpó al gobierno militar por lo que denominó como una “masacre”.

Un funcionario del gobierno negó los informes de que los militares estuvieron involucrados.

“No hubieron policías antidisturbios o fuerzas armadas para tratar de dispersar por la fuerza la manifestación”, dijo el general Marwan Mustafa, portavoz del Ministerio del Interior. “No tenemos certeza de la identidad de los asesinos que atacaron a los manifestantes pacíficos. Las fuerzas armadas sólo protegen los alrededores del ministerio y bloquearon algunas calles que conducen hacia él”.

El epicentro de la violencia estuvo alrededor de una mezquita en El Cairo, pero los enfrentamientos continuaron en varias calles.

Los habitantes crearon brigadas vecinales para proteger sus calles, mientras durante horas se suscitaron disparos, según testigos. Los militares bloquearon algunas carreteras que llevan al ministerio y no interfirieron en los enfrentamientos que se dieron entre manifestantes y atacantes no identificados.

Los enfrentamientos estallaron en Egipto desde que una revuelta llevó al derrocamiento de Mubarak, en febrero del año pasado;  los manifestantes piden a los líderes militares que asumieron el poder transferirlo a un gobierno civil.

Amir Ahmed, de CNN, contribuyó con este reporte.

Ahora ve