Los electores griegos definen al Parlamento que enfrentará la crisis

El gobierno deberá decidir si adopta más medidas de austeridad para alcanzar un rescate financiero de Europa
Una mujer acude a votar
AFP. Grecia-elecciones parlamentarias  Una mujer acude a votar  (Foto: )
  • A+A-
(Reuters) -

Los ciudadanos en Grecia salieron este domingo a las urnas para participar en las elecciones parlamentarias, en medio de una amplia incertidumbre acerca de qué gobierno surgirá y cómo manejará la crisis de austeridad que afecta a la nación.

El gobierno de coalición saliente impulsó una serie de dolorosas medidas de austeridad con el fin de asegurar el financiamiento del rescate de emergencia para Grecia. Pero muchos votantes están enojados con los partidos en el gobierno, el PASOK y Nueva Democracia.

Una madre joven dijo que su objetivo este domingo era "castigar" a los políticos proausteridad y "deshacerse de ellos de una vez por todas".

La austeridad es "el camino equivocado", dijo la mujer que no dio su nombre.

"Las medidas de austeridad solo hacen a la gente más pobre y la situación no mejora a largo plazo ni al corto plazo", dijo.

Pero otro votante en la misma casilla cree que los políticos han hecho lo correcto.

"No tenemos otra alternativa", dijo. "(Respaldo) a cualquier partido que realmente comprenda eso y que quiera tratar con eso, y que quiera tomar esas medidas duras". Él tampoco dio su nombre.

La deuda nacional ha amenazado la participación de Grecia en la eurozona y ha obligado al Banco Central Europeo y a otros prestamistas a apoyar al país. A cambio, piden que el gobierno reduzca su gasto severamente.

Sea cual sea el resultado, vienen tiempos más difíciles para el país, dijo Alexis Papahelas, director ejecutivo del periódico Kathimerini. 

"Todos comprenden que los mercados dictan reformas, austeridad y más", dijo. Incluso si los votantes quieren "enviar un mensaje muy fuerte a los políticos".

La pregunta que surge es: "¿Es compatible con la democracia parlamentaria?, cuestionó Papahelas.

Si ningún partido gana la mayoría este domingo, como se espera, de nuevo se formaría una coalición. Los políticos tendrán hasta el 17 de mayo para generar una alianza de trabajo o definir otra fecha para otra ronda de elecciones.

Los resultados de las 26,000 casillas se esperan hasta este domingo por la noche. 

Las campañas cerraron este viernes. 

Evangelos Venizelos, líder del partido de izquierda PASOK, declaró que "el domingo todo está en juego", mientras daba un discurso en un último mitin en la plaza de Syntagma, escenario de muchas protestas contra la austeridad.

Los electores tienen una opción, dijo, de "permanecer en la eurozona y seguir un camino difícil, pero seguro" que le ayudará al país a librar las medidas de austeridad o seguir "un camino peligroso que puede llevarnos 20 años atrás, conduciendo al país a la bancarrota y a los griegos a la pobreza masiva".

Antonis Samaras, líder del partido de derecha Nueva Democracia, instó a los electores a movilizarse en favor de su partido, tras un mitin el jueves en Atenas.

Pidió "un mandato fuerte para cambiar todo... no quiero gobernar conjuntamente con el PASOK y no es del interés del pueblo griego que exista una gobierno conjunto".

Las encuestas de opinión indican que Nueva Democracia se llevará alrededor de un quinto de los votos, mientras que PASOK adquirirá unos cuantos puntos porcentuales menos.

Grupos de extrema derecha están entre las facciones que podrían beneficiarse de la desilusión de los electores, mientras los partidos más grandes apoyan la austeridad. 

Amanecer Dorado, un partido de extrema derecha ultranacionalista que culpa a los inmigrantes por muchos de los problemas de Grecia, podría llevarse más del 5% de los votos y pedir escaños en el parlamento, según las encuestas de opinión. Hace dos años, obtuvo solo el 0.28% de apoyo. Algunos miembros del partido han sido relacionados con el extremismo violento.

Otro partido de extrema derecha, LAOS, podría conseguir alrededor del 3% de los votos.

Los grupos ubicados al otro extremo del espectro político también podrían obtener un mayor apoyo.

Las encuestas indican que SYRIZA, la Coalición de la Izquierda Radical, podría conseguir poco más de un 10% de los votos, y que el Partido Comunista de Grecia (KKE), que busca que el país abandone la zona de la moneda única, conseguiría porcentajes no muy alejados de los de SYRIZA.

Aleka Papariga, la líder del KKE, dijo este miércoles a sus seguidores que el debate sobre si Grecia debe o no permanecer en la eurozona carecía de sentido. "Sin un cambio político radical, una gran parte de la población estará completamente en bancarrota", advirtió.

Aunque está previsto que los principales partidos ganen la mayor parte de los votos, el ascenso de las facciones marginales ha tenido un impacto significativo en la campaña.

Por ejemplo, en un gesto a las preocupaciones de la derecha, la Nueva Democracia se ha comprometido a ser mucho más dura con la inmigración ilegal.

Aunque su partido apoyó el acuerdo del rescate, Samaras ha dicho que éste no permite margen suficiente para el crecimiento y quiere impulsar una mayor privatización y recortes a los derroches del sector público.

Las medidas de austeridad ya han provocado recortes en los empleos, salarios, pensiones y beneficios, y muchas personas se han visto muy afectadas, sobre todo los pensionados y aquellos que necesitan ayuda del Estado.

Los impuestos han subido y el desempleo es alto, llevando a muchos jóvenes a salir del país para buscar trabajo en otros lugares.

La enorme deuda del país ha amenazado la estabilidad de 17 países de la eurozona, en una crisis que lleva casi dos años.

Grecia aprobó en marzo un enorme canje de deuda para salvarlo de una escandalosa moratoria y despejar el camino para recibir su segundo rescate por parte de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, tazado en 130,000 millones de euros.

El acuerdo de reestructuración de la deuda dio un respiro al bloque de la eurozona, donde los temores de que Grecia pudiera colapsar habían aumentado la presión sobre otras naciones endeudadas, como España e Italia.

De cualquier forma el resultado de la elección del domingo será observado muy de cerca para ver si Grecia es capaz de seguir con el doloroso camino de la austeridad.

Antonia Mortensen y Matthew Chance contribuyeron con este reporte

Ahora ve