Partido de derecha en Grecia fracasa en formar un gobierno de coalición

El partido que obtuvo la mayoría de los votos en las elecciones parlamentarias no logró integrar un gobierno con otros partidos
voto griego
Los líderes de los principales partidos políticos griegos vo  voto griego  (Foto: )
  • A+A-
(CNN) -

El principal partido de centro derecha de Grecia no logró formar un gobierno de coalición el lunes, lo que incrementó aún más la incertidumbre a la situación política del país agobiado por las deudas.

El líder del partido Nueva Democracia, Antonis Samaras, dijo que hizo “todo lo posible” por formar una coalición, pero que ninguno de los partidos estuvo de acuerdo con integrarse a un grupo unido. Por lo tanto, ahora la formación de un gobierno dependerá de la coalición de la izquierda Syriza, la cual se opone a las medidas de austeridad impuestas por el gobierno para garantizar el rescate europeo.

La coalición tendrá tres días para conformar el gobierno. Alexis Tsipras, líder de Syriza, dejó pocas dudas sobre la dirección que tomará su partido dentro de un nuevo gobierno. "El liderazgo europeo y especialmente la canciller alemana Angela Merkel tienen que entender que las políticas de austeridad han sufrido una derrota”, declaró Tsipras el domingo.

Pia Ahrenkilde Hansen, vocera de la Comisión Europea, dijo que Grecia necesita tiempo para elaborar su proceso político, pero recordó a los líderes del país que se esperaba que cumplieran con los términos del programa de rescate para evitar una debacle financiera de consecuencias catastróficas. "La Comisión espera que el futuro gobierno de Grecia respete los compromisos asumidos por el país”, dijo la funcionaria.

Nueva Democracia terminó en primer lugar de la elección del sábado. Los partidos de izquierda no llegaron al 50% necesario para continuar con la coalición, requiriendo la formación de un nuevo grupo. "Pedí un fuerte respaldo, pero la gente eligió de manera diferente. Respeto su mensaje”, dijo Samaras el sábado en la televisión estatal.

El líder del PASOK, Evangelos Venizelos, afirmó luego de la reunión con Samaras que su partido estaría dispuesto a participar, pero en una coalición con visión amigable hacia una Europa liderada por un primer ministro dispuesto a renegociar los términos del rescate financiero acordado con la Comisión Europea.

El año pasado, la deuda griega amenazó con obligar al país a abandonar el euro como moneda, induciendo al Banco Central Europeo (BCE) y a otros prestamistas a actuar en el financiamiento de emergencia. A cambio, demandaron que el gobierno recortara abruptamente el gasto.

Las medidas implementadas se basaron en un aumento en los impuestos y recortes de empleos, salarios, pensiones, prestaciones y protestas públicas. La deuda del país atentó contra la estabilidad económica de 17 países de la zona euro.

En marzo, Grecia obligó a un canje de deuda para salvarse de un déficit, y abrir paso a un segundo rescate por parte de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional con un valor de 171.5 mil millones de dólares.

El acuerdo de reestructuración de deuda dio un respiro al bloque de la eurozona, donde los temores de que Grecia colapsara habían incrementado las presiones en las naciones agobiadas con deuda como España e Italia.

Las tribulaciones de Nueva Democracia y del PASOK fueron equiparadas por otros partidos que eran segundos y en algunos casos inexistentes hace apenas unos años, impulsados por votantes enojados con las estrictas medidas de austeridad. La coalición de izquierda Syriza superó al PASOK con un sólido segundo lugar.

El partido que logró el cuarto lugar, el Independiente, fue fundado en febrero por un miembro de Nueva Democracia, Panos Kammenos, quien fue expulsado del parlamento. El Partido Comunista, que quiere que Grecia se separe de la eurozona y de la moneda común, también logró mejores resultados al obtener un apoyo del 8.5%.

Antonia Mortensen y Matthew Chance de CNN colaboraron con este informe.

Ahora ve