Un infiltrado de la CIA ayudó a desbaratar plan para derribar un avión

Estados Unidos utilizó a un informante como doble agente para infiltrarse en los planes que orquestaba Al-Qaeda contra un avión comercial
Reuters
TSA-Seguridad-Reuters  Reuters
/
WASHINGTON (Reuters) -

Estados Unidos utilizó a un informante como doble agente para infiltrarse en los planes que orquestaba Al-Qaeda en la Península Arábiga, dijo este martes a CNN una fuente policial.

Una fuente de inteligencia en el extranjero dijo que la CIA trabajó con la inteligencia saudita para controlar al doble agente.

La fuente policial dijo que los funcionarios estadounidenses creían que tenían el control sobre el informante y, por tanto, el control sobre el artefacto explosivo que según terroristas en Yemen, estaba diseñado para burlar los detectores de metales de los aeropuertos y ser subido a un avión con destino a los Estados Unidos.

La noticia del doble agente podría explicar comentarios hechos este martes por John Brennan, el principal asesor antiterrorista de la Casa Blanca, quien dijo al programa Good Morning America, de la cadena ABC, ​​que funcionarios estadounidenses estaban seguros de que están en el control de la situación tras lograr la incautación del artefacto explosivo improvisado.

Brennan dijo que los funcionarios creen que los sistemas redundantes de seguridad hubieran impedido cualquier intento por subir la bomba a un vuelo, pero analistas están estudiando detenidamente el dispositivo para ver si los procedimientos de seguridad deben ser ajustados.

"Estamos tratando de asegurarnos de tomar las medidas necesarias para evitar que cualquier otro tipo de dispositivo, construido de manera similar, consiga pasar a través de los procedimientos de seguridad", dijo Brennan.

El dispositivo que los investigadores están estudiando es más sofisticado que los anteriores y representa un avance desconcertante en técnica de fabricación de bombas de Al-Qaeda, dijeron funcionarios el martes.

"Se trata de un dispositivo similar (al utilizado en navidad del 2009), pero algo evolucionado a eso", dijo la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano.

La funcionaria se refería a Omar Faruk Abdulmutallab, quien fue declarado culpable de tratar de derribar un avión con una bomba oculta en su ropa interior.

El dispositivo descubierto recientemente no representa un peligro inmediato para el transporte aéreo o los Estados Unidos, agregó Napolitano.

Pero los legisladores dijeron que más dispositivos de este tipo pueden existir, y el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, Mike Rogers, un republicano de Michigan, dijo que la divulgación de información sobre el dispositivo podría complicar un esfuerzo para sellar la amenaza a largo plazo.

"Si pasa algo malo, ya que se filtró demasiado pronto, eso es una catástrofe y también es un crimen", dijo Rogers a CNN.

Las noticias sobre el decomiso del dispositivo se conocieron este lunes, alrededor de dos semanas después de que agentes de inteligencia estadounidenses frustraron el intento después de recibir un aviso de Arabia Saudita, según una fuente familiarizada con la operación.

La recuperación de la bomba estávinculada a la muerte este domingo de Fahd al Quso, un jefe operativo de Al-Qaeda en la Península Arábiga, que murió en un ataque con un avión no tripulado estadounidense en Yemen.

"Me dijeron en la Casa Blanca que están conectados (ambos casos), que son parte de la misma operación", dijo la fuente familiarizada con el asunto.

El agente doble también proporcionó información que ayudó a matar a Al Quso, dijo la fuente policial.

Al Quso, de 37 años, era buscado por su participación en el atentado del 2000 contra el USS Cole, dijeron funcionarios.

Funcionarios occidentales describen a Al-Qaeda en la Península Arábiga como el grupo afiliado a la red terrorista más peligroso del mundo.

Ahora ve
No te pierdas