Un exministro colombiano sobrevive a un atentado con decenas de heridos

La explosión de un artefacto en la capital colombiana se dirigía a un antiguo cargo de Interior del expresidente Álvaro Uribe
bomba en bogota
bogota-colombia  bomba en bogota  (Foto: )
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El exministro del Interior colombiano, Fernando Londoño, se salvó este martes de un intento de asesinato al estallar una bomba que provocó la muerte de al menos dos personas en el centro de Bogotá, de acuerdo con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

"Afortunadamente, el doctor Londoño está estable, está en el hospital; infortunadamente murieron su conductor y un agente de policía”, dijo en un mensaje televisado.

Santos condenó “de la manera más enérgica”, el atentado. “No entendemos cuál es el propósito”, añadió. Aclaró que el ataque será investigado y se dará con el paradero de los responsables.

Londoño fue ministro entre 2002 y 2004, durante el gobierno de Álvaro Uribe. Era conocido por su oposición a los grupos rebeldes, entre ellos las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El exfuncionario suele viajar acompañado de un equipo de seguridad debido a las numerosas amenazas en su contra.

El atentado ocurrió cuando un explosivo que era transportado en un autobús público en Bogotá, capital de Colombia, estalló esta mañana en una zona concurrida, lo que provocó la muerte de cinco  personas y dejó heridas a 19, según un reporte de TV Caracol, afiliada de CNN.

La bomba estalló al interior del autobús cuando este se detuvo en un semáforo, justo al lado de una ferretería. El estallido afectó varios vehículos que estaban cerca del autobús, así como ventanales de oficinas del sector, y causó caos en la zona. 

La policía de Bogotá y los bomberos mantienen acordonada el área, según un reporte de la agencia Notimex. Horas antes de este incidente, la policía desactivó un coche bomba que estaba estacionado en el centro de Bogotá, y próximo a la sede de la Policía Metropolitana, informó el comandante de la Policía de Bogotá, Luis Eduardo Martínez, de acuerdo con Notimex.

En el auto había 150 barras de un explosivo denominado indugel, que iba a ser activado por control remoto. Un hombre, cuya identidad no ha sido revelada y quien presuntamente trasladó los explosivos, fue detenido, según el reporte de Notimex.

Las autoridades no han dicho quién estría detrás del ataque. “Tiene todas las características de una operación realizada por parte de las FARC”, dijo Cynthia Arnson, directora del programa de América Latina en el Centro Internacional de Woodrow Wilson para Académicos, en Washington. 

El atentado se presenta cuando las operaciones por parte del gobierno han causado reveses significativos para el grupo rebelde, manifestó. “Este tipo de ataques son muy poco frecuentes en Bogotá, sin embargo, parece estar diseñado para mandar un mensaje político y demostrar que los guerrilleros mantienen la capacidad para realizar hechos de violencia” consideró Arnson. 

Los incidentes de este martes ocurren tres meses después de una serie de atentados a principios de febrero. El 1  de febrero estalló una motocicleta frente a la comisaría en Tumaco, en el departamento de Nariño. Al día siguiente explotó un coche bomba frente a una estación policial en Villa Rica, en el departamento de Cauca, al sur del país. En el incidente murieron cinco personas, cuatro civiles, entre ellos un niño, y un policía.

El 3 de febrero hubo tres explosiones, la última ocurrió en la ciudad de Miranda, al sur de Colombia. Ahí estalló un coche bomba que causó heridas a tres personas.

El 2012 inició con una serie de carros bomba, petardos, morteros y explosivos  que eran reflejo de que la FARC se vieron en la necesidad de reestructurarse, de acuerdo con Carlos Medina Gallego, miembro del grupo de investigación en Seguridad y Defensa de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Colombia.

Ahora ve