125 niñas afganas sufren un ataque con espray envenenado en la escuela

Varias permanecen hospitalizadas con síntomas de mareo y pérdida de conciencia; autoridades creen que extremistas están detrás del incidente
niña afgana se recupera de envenenamiento
niña-afganistan-veneno  niña afgana se recupera de envenenamiento  (Foto: )
  • A+A-
(CNN) -

Un grupo de 125 alumnas y tres maestras fueron envenenadas en sus clases con un espray este miércoles, tras lo cual fueron trasladadas a un hospital en Afganistán , informó un funcionario de la provincia de Takhar.

El incidente ocurrió en la capital de la provincia de Talokhan, en el escuela de mujeres Bibi Hajera, informó el director de servicios públicos de la provincia, Hafizullah Safi.

Un grupo de 40 niñas permanece hospitalizado con síntomas de mareo, vómito, dolor de cabeza y pérdida de conciencia.

“Entre 15 y 18 niñas fueron trasladadas de la escuela al hospital hoy”, dijo Habibullah Rostaqui, director del hospital. “En general no están en condición crítica. Estamos cuidando de ellas, pero veremos qué pasa más tarde. Entendemos la situación, ellas están traumatizadas”.

Muestras de sangre han sido enviadas a Kabul en un esfuerzo por determinar cuál sustancia fue usada.

“El pueblo afgano sabe que los terroristas y el Talibán están haciendo estas cosas para amenazar a las jóvenes y que dejen de ir a la escuela”, afirmó Khalilullah Aseer, vocero de la policía de Takhar. “Es algo que nosotros y la gente cree. Ahora estamos implementando la democracia en Afganistán y queremos que las niñas sean educadas, pero los enemigos del gobierno no lo quieren”.

Se han registrado varios casos de chicas que son envenadas en escuelas en años recientes. En abril, también en la provincia de Takhar, más de 170 mujeres y niñas fueron hospitalizadas bajo sospecha de haber sido envenenadas después de tomar agua en la escuela. Funcionarios locales señalan a extremistas opuestos a la educación de la mujer.

Todos los incidentes involucran a mujeres, pero a principios de este mes cerca de 400 niños de una escuela en la provincia de Khost se enfermaron después de tomar agua de un pozo que, según un funcionario local, había sido envenenado.

Ahora ve