Benedicto XVI no renunciará por los 'VatiLeaks', afirma el Vaticano

Las hipótesis de medios sobre la renuncia del Papa tras las filtraciones de documentos son infundadas, informó la Santa Sede
El Papa Benedicto saluda en el Vaticano
AFP. Benedicto XVI-audiencia-vatileaks  El Papa Benedicto saluda en el Vaticano  (Foto: )
  • A+A-
(Reuters) -

El vocero de Benedicto XVI negó que Pontífice vaya a renunciar después del arresto de su mayordomo, sospechoso de las filtraciones de documentos internos de la Santa Sede, informó este jueves el Vaticano en un comunicado.

Durante un encuentro con periodistas para resolver dudas sobre la situación, Federico Lombardi aseguró que las hipótesis hechas por algunos medios sobre la renuncia del Papa son “creaciones sin base de algunos periodistas, que no tienen fundamento en la realidad”.

El mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, de 46 años, fue arrestado la semana pasada, acusado de posesión ilegal de documentos confidenciales. Lombardi aseguró este miércoles que Gabriele se había reunido con sus abogados, “quienes probablemente pedirán vigilancia en la casa de su cliente”.

Gabriele, miembro de un reducido grupo de personas con acceso al escritorio privado del Pontífice, fue acusado de robo agravado por la desaparición de documentos secretos, detalló Lombardi esta semana. Es sospechoso de filtrar los papeles a un periodista italiano.

El Vaticano ha informado que documentos confidenciales fueron encontrados en el departamento de Gabriele, ubicado en los terrenos de la Santa Sede.

El miércoles, Lombardi consideró infundados los reportes de prensa que señalaban que había paquetes de documentos preparados para ser enviados a personas específicas. El material encontrado en el domicilio de Gabriele aún es estudiado y catalogado, dijo.

“Me parece que hay una línea de deseo por la verdad y la claridad, un deseo de transparencia que, aunque tomará tiempo, seguirá adelante”, aseguró el vocero vaticano. “Honestamente creo que estamos tratando de manejar esta nueva situación, estamos buscando la verdad y tratando de entender objetivamente qué pudo haber ocurrido”.

La investigación se encuentra en sus etapas preliminares, explicó Lombardi.

El mes pasado, el Vaticano le dio al cardenal Julian Herranz un “mandato pontificio” para descubrir la fuente de cientos de cartas y documentos personales proporcionados a Gianluigi Nuzzi, un periodista italiano autor de Sua Santita —Su Santidad, en español—, donde incluye información de los documentos.

Nuzzi no develó sus fuentes, pero dijo previamente a CNN que su fuente principal, a quien se refiere como María en su libro, “arriesga su vida” si es descubierta.

El Vaticano calificó de criminal la publicación el libro de Nuzzi, cuando fue presentado el mes pasado.

Analistas coinciden en que el escándalo revela una lucha oculta por el poder en la cima de la Iglesia católica. La filtración de los documentos, junto con la expulsión del jefe del Banco Vaticano, está dirigida a debilitar la autoridad del segundo al mando del Papa, afirman.

El cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano, está involucrado en la lucha de poder con su predecesor, según los analistas. “A razón de esta lucha es que el secretario de Estado tendrá una fuerte influencia en el próximo cónclave para elegir al próximo Papa”, aseguró Giacomo Galeazzi, periodista del diario italiano La Stampa.

El cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado en el papado de Juan Pablo II, está tratando de desplazar a Bertone y colocar a uno de sus protegidos cuando Benedicto muera, dijo el periodista. “Las fugas terminarán cuando Bertone esté fuera de la Secretaría de Estado”.

Con información de Richard Allen Greene.

Ahora ve