El fuero presidencial podría retrasar avances del caso 'Rápido y Furioso'

Expertos en política estadounidense señalaron que el Congreso no tiene pruebas de que la Casa Blanca haya encubierto operaciones
Holder busca acuerdo sobre 'Rápido y Furioso'
| Otra fuente: CNNMéxico

El avance en las investigaciones sobre el fallido operativo Rápido y Furioso se podría ver entorpecido por el fuero que aplicó el presidente estadounidense, Barack Obama, sobre los documentos.

Según estimaron expertos en el tema, el fuero dará inicio a un enfrentamiento legal entre la Cámara de Representantes y la Casa Blanca que podría tardar años en resolverse.

En entrevista con CNNMéxico, tres especialistas en política interna de Estados Unidos coincidieron en que el interés de los legisladores sobre los documentos que investigan el contrabando de armas a México, a través del fallido operativo Rápido y Furioso, tiene un trasfondo político y electoral por la época en la que fueron solicitados.

“Se presta como un caso magnífico en un año electoral, porque es el típico caso de nacionalismo donde la Casa Blanca puede estar violando la ley y eso llama mucho la atención y tiene mucha resonancia en la opinión pública estadounidense”, consideró Isabel Studer, directora del Centro de Diálogo y Análisis de América del Norte (CEDAN) del Tecnológico de Monterrey, campus Ciudad de México.

En marzo de 2011, un agente federal de Estados Unidos reveló que recibió órdenes para permitir el tráfico de armas a México como parte de un operativo para detectar y detener a bandas de contrabandistas en la frontera.

El operativo conocido como Rápido y Furioso, iniciado en 2009, causó reacciones casi inmediatas en México, pues las autoridades estadounidenses permitieron el envío de casi 11,000 armas de alto calibre a territorio mexicano, de las cuales más de 1,000 se extraviaron.

En 2010, dos de esas armas fueron halladas en el asesinato del agente fronterizo Brian Terry.

El pasado 20 de junio, Obama aplicó el fuero ejecutivo sobre los documentos solicitados por una comisión de la Cámara de Representantes que investiga el operativo.

Ese mismo día, el Comité de Vigilancia aprobó citar al secretario de Justicia, Eric Holder, por posible desacato al no haber entregado documentos de la fallida operación de combate al tráfico de armas. La medida será votada por el pleno de la Cámara esta semana.

Eric Olson, académico del Wilson Center en Washington D.C. dijo que cuando el Congreso solicita documentos sobre una investigación siempre hay un interés político, pero explicó que en esta ocasión no queda claro si los legisladores tienen la legitimidad de solicitar dichos documentos, ya que no tienen pruebas que demuestren que la Casa Blanca estuvo directamente involucrada en el envío de armas de Estados Unidos a México.

“La diferencia es que, durante las investigaciones del Watergate tenían mucha evidencia de que la Casa Blanca estaba involucrada en un encubrimiento del escándalo del caso y ellos pidieron los documentos basados en la evidencia que tenían del encubrimiento”, dijo el experto en Rápido y Furioso.

El académico explicó que en este caso, no hay evidencia clara de un encubrimiento.

En este contexto, lo que busca Obama es proteger al secretario Eric Holder y a la Secretaría de Justicia, estimó Douglas Farah, del Centro Internacional de Evaluación Internacional.

“Creo que es una muestra de lealtad hacia Holder, o sea, es la primera vez que Obama ejerce ese privilegio pero no queda claro si Obama sabía o apoyaba. La gran mayoría de las operaciones comienzan abajo y la gran mayoría de la gente arriba no sabe. Obama no tiene que autorizar esa clase de operación”, dijo en entrevista telefónica.

Eric Holder dijo que no supo del operativo Rápido y Furioso hasta mayo de 2011, sin embargo, unos meses después fueron publicados documentos que sugerían que conocía el operativo desde antes.

En una audiencia el pasado 3 de mayo, el representante republicano Darrell Issa, presidente del Comité de Supervisión de la Cámara, planteó el tema del programa con el fiscal general. “¿Cuándo supo por primera vez del programa, oficialmente, creo, llamado Rápido y Furioso? ¿Qué fecha?”, preguntó el congresista. “No estoy seguro de la fecha exacta pero probablemente escuché sobre Rápido y Furioso por primera vez durante las últimas semanas”, testificó Holder.

El Departamento de Justicia sostiene que Holder no sabía de la operación, incluida la controversial táctica de dejar a agentes que las armas circularan libremente.

Según los tres especialistas, el privilegio presidencial de aplicar un fuero sobre una investigación ha sido ejercido por diferentes mandatarios como Richard Nixon, George Bush, Bill Clinton y George W. Bush.

“El presidente George W. Bush invocó este privilegio seis veces y el presidente Clinton 14 veces. Esta es la primera vez que lo aplica Obama pero ahora es más bien un asunto de quién tiene la autoridad entre las dos ramas de gobierno", dijo Olson.

"La constitución dice que el Congreso tiene la autoridad y responsabilidad de investigar y vigilar al poder ejecutivo, pero el poder ejecutivo les ha dicho que tienen ese derecho pero no el de ver documentos que están siendo utilizados en ese momento para una investigación judicial”, agregó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los tres académicos coincidieron en que por este conflicto y por la naturaleza del caso, las conclusiones de las investigaciones podrían tardar hasta un par de años.

Desde mayo de 2010, cuando el presidente Felipe Calderón visitó el Congreso estadounidense, el gobierno mexicano ha demandado que Estados Unidos frene la entrada de armas a México, pues las autoridades mexicanas han detectado que gran parte del armamento utilizado por los grupos del crimen organizado provienen de establecimientos de Estados Unidos.

Ahora ve
Así han ayudado los eclipses a la humanidad a lo largo de la historia
No te pierdas
×