La Suprema Corte declara constitucional la Reforma de Salud de Obama

La votación histórica a favor de la legislación tendrá un impacto directo y a corto plazo en todos los estadounidenses
  • A+A-
Por:
/
(Reuters) -

La Suprema Corte de Estados Unidos ratificó este jueves la controvertida reforma de salud impulsada por el presidente Barack Obama, una decisión que impactará la elección de noviembre y la vida de todos los estadounidenses.

La votación cerrada de cinco votos a favor y cuatro en contra es un triunfo para Obama, pero también unirá a los republicanos para llamar a la revocación de la legislación aprobada por los demócratas en 2010. 

"La decisión de hoy es una victoria para la gente de todo el país, cuyas vidas serán más seguras gracias a esta ley", dijo el mandatario en un discurso televisado, desde la Casa Blanca.

Mitt Romney, su rival en la contienda electoral, dijo que vencer a Obama en noviembre es la única forma de deshacerse de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible.

La decisión impacta la forma como los estadounidenses obtienen medicamentos y seguro de salud.

El fallo de la Suprema Corte, uno de los más esperados en años, permite al gobierno seguir con la implementación de la ley de salud, cuyos efectos plenos entrarán en vigor hasta el 2014. 

La resolución ratificó, a través de un impuesto, la validez del mandato individual que establece como requisito para la población tener un seguro médico, aunque es inadmisible según la cláusula de Comercio de la Constitución.

"En este caso, sin embargo, es razonable interpretar lo que el Congreso ha hecho como un incremento en los impuestos a quienes tienen un ingreso determinado pero eligen continuar sin seguro médico", escribió el presidente de la Corte, John Roberts, en la opinión mayoritaria. El funcionario explicó que esta legislación está dentro de las facultades del Congreso en materia de impuestos.

Y agregó: "El gobierno federal no tiene el poder de ordenarle a la gente comprar un seguro... El gobierno federal sí tiene el poder de establecer un impuesto a quienes no tienen seguro de salud".

Roberts se unió al ala liberal de la Corte que avaló la reforma: los jueces Stephen Breyer, Ruth Bader Ginsburg, Sonia Sotomayor y Elena Kagan. Otros cuatro magistrados conservadores votaron en contra: Samuel Alito, Antonin Scalia, Anthony Kennedy y Clearance Thomas.


"Decir que el mandato individual simplemente impone un impuesto no es interpretar el estatuto, sino reescribirlo", consideró Scalia. 

Esta reforma, conocida por muchos como Obamacare, es la legislación principal del gobierno de Obama.

Fue uno de los detonadores del movimiento conservador Tea Party y será un elemento central en la campaña electoral presidencial.

Romney calificó el Obamacare como una mala política y una mala ley.

"Lo que la Corte no hizo en su última sesión, si soy elegido presidente de Estados Unidos, yo lo haré en el primer día, y eso es revocar el Obamacare", dijo este jueves después del anuncio.

Obama utilizó la atención en el asunto para destacar los beneficios de la legislación, aún impopular entre muchos estadounidenses. El principio que respalda la corte es que nadie debe ir a la quiebra por una enfermedad, explicó el presidente.

"Sé que el debate sobre esta ley ha sido divisivo", dijo Obama. "Debe estar claro que no lo hice porque era buena política. Lo hice porque creo que es lo mejor para el país".

Dijo que la nación no puede pagar el costo de "luchar nuevamente la batalla política de hace dos años o revertir la situación".

Al parecer, Roberts notó la división política que genera este tema, al escribir en su opinión: "No consideramos si la ley representa una buena política".

"Ese juicio es confiado a los líderes elegidos de este país", escribió. "Solo cuestionamos si el Congreso tiene el poder, bajo la Constitución, de promulgar las disposiciones". 

Bill Mears, Tom Cohen y Rachel Streitfeld contribuyeron con este reporte

Ahora ve