El presidente Mohamed Morsi cancela la disolución del Parlamento egipcio

El mandatario recién electo desafió el mandato de la Corte Suprema que cedía el Poder Legislativo a los militares
Morsi toma protesta como presidente de Egipto
/
EL CAIRO (Reuters) -

El recién elegido presidente de Egipto anunció este domingo el retiro de un edicto que disolvía el Parlamento del país y convocó a los legisladores a una sesión, en un abierto desafío a la Junta Militar del país.

La medida busca respaldo entre los seguidores del presidente Mohamed Morsi en la Hermandad Musulmana, que ganó el mayor número de asientos en las elecciones parlamentarias de este año.

En un comunicado dirigido a CNN, el vocero parlamentario Mohamed Al Katatney dio la bienvenida a la decisión y aseguró que los legisladores se reunirían “en las próximas horas”.

La medida confronta a Morsi con expertos constitucionales y los militares en el país, que asumieron el Poder Legislativo después de un fallo de la Corte Suprema de Egipto.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas tendrá una reunión de emergencia para analizar la decisión de Morsi “y sus repercusiones”, aseguró este domingo el vocero del consejo, el coronel Mohamed Askar.

Anly Hassan, consultor jurídico del Ministerio de Justicia, dijo a CNN que la orden “será confrontada con las objeciones de constitucionalistas expertos, y que podría ser la primera prueba de las relaciones entre Morsi y el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas desde que Morsi llegó a la oficina”.

Restaurar el Parlamento implica un retiro de poder a los generales que han administrado el país por más de 16 meses, después de la revolución de 2011 que derrocó al antiguo hombre fuerte del país, Hosni Mubarak.

El Consejo Supremo recibió su autoridad legislativa en junio, después de que la Corte Suprema egipcia determinó que un tercio de los legisladores habían sido electos ilegalmente e invalidó la elección.

El vocero presidencial Yasser Ali afirmó que, según la orden de este domingo, serán convocadas nuevas elecciones parlamentarias dos meses después de la aprobación de una nueva constitución.

El Consejo Supremo anunció en junio que espera que una nueva constitución sea escrita en un plazo de tres meses, una decisión que criticaron los líderes de la revolución egipcia, acusándola de una limitación de los poderes presidenciales.

Hassan afirmó que como presidente, Morsi “tiene la autoridad para tomar cualquier decisión, sin importar si está bien o mal”, pero agregó que “revocar el fallo de la Corte Constitucional y restablecer el Parlamento es contra la Constitución, y que especialmente no hay apelaciones en tales órdenes de la Corte”.

El general retirado Sameh Seif Al Yazal, jefe del Centro Republicano de Investigación Política en El Cairo, se refirió a la orden de Morsi como “un insulto contra la hegemonía del sistema judicial en Egipto”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Creo que esta decisión pone al sistema judicial en un crisis, y es un mensaje para la Corte Constitucional”, dijo. “El presidente es un modelo. ¿Cómo va a respetar la gente egipcia cualquier orden de la Corte después de esto?”

Morsi, el primer presidente libremente elegido, asumió la presidencia el 30 de junio. Tomó el mando de una nación profundamente dividida que está afectada económicamente y carece de un gobierno funcional. Pronto indicó que el Poder Legislativo de Egipto regresaría a manos de los civiles y mientras adulaba a los generales aseguró que su trabajo era “proteger las fronteras y la seguridad del país”.

Ahora ve
Este recorrido muestra la historia de la magia de Harry Potter
No te pierdas
×