El partido Kadima abandona la coalición con el gobierno israelí

La intención del gobierno de Netanyahu de exentar a jóvenes judíos ultraortodoxos del servicio militar provocó el desacuerdo político
El partido Kadima aprueba salir del gobierno israelí
Autor: Guy Azriel
(Reuters) -

El gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, perdió a su principal aliado, la facción del partido Kadima. El presidente de esta agrupación, Shaul Mofaz, anunció este martes en rueda de prensa que su partido dejó la coalición luego de intentos fallidos para acordar una alternativa a la ley que exenta a los judíos ultraortodoxos de servir en el Ejército israelí.

“Con gran pesar debo decir que no hay más alternativa que retirarnos de este gobierno”, dijo Mofaz. “Este asunto es fundamentalmente importante para nosotros. Estaba decidido a alcanzar un acuerdo con Netanyahu, pero simplemente no pude continuar”. La decisión de Mofaz fue aprobada por los miembros del partido Kadima de Knesset con 25 votos a favor y tres en contra.

“Anoche, Kadima decidió retirarse del gobierno de unidad nacional”, dijo Mofaz a los reporteros después de una reunión. “La propuesta de Netanyahu con relación a los hombres ultraortodoxos de 26 años no se sostiene en ningún criterio moral. No habrá justicia social sin un reparto equitativo de la carga. Estábamos preparados para hacer compromisos históricos, pero no puede ser una ley sin la obligación de servicio y no puede haber ley sin responsabilidad personal”.

La partida de Kadima del gobierno ocurre 70 días después de que se uniera a las fuerzas de Netanyahu, lo que le dio un poder sin precedentes a este último. Si todos los miembros del partido Kadima apoyan la decisión de Mofaz, la coalición de Netanyahu se reducirá a 66 miembros.

La ley que exime la mayoría de los jóvenes estudiantes yeshiva del servicio militar expira este mes por decisión de la Suprema Corte. Los yeshivas son estudiantes devotos al estudio de textos religiosos como el Talmud.

Mofaz y Kadima han impulsado un cambio que forzaría a los estudiantes ultraortodoxos a servir a su país en el Ejército o en el servicio civil. Netanyahu buscó resolver el problema a través de un consenso con la coalición de partidos ultraortodoxos, pero Kadima dijo que saldría del gobierno si sus demandas de que todos los israelíes sirvan al Ejército no eran atendidas.

El partido de Netanyahu, el Likud, se ha alineado tradicionalmente con las facciones ultraortodoxas. Repetidamente han amenazado con quitarle su apoyo a Netanyahu si éste adoptaba la posición de Kadima.

Mofaz, nacido en Irán, es un exjefe de las Fuerzas de Defensa de Israel, quien se convirtió en presidente de Kadima en marzo tras vencer a Tzipi Livni en una contienda de liderazgo. Ganó con un 62 % de los votos. Livni obtuvo un 30 %.

Miles de reservistas y ciudadanos seculares se han manifestado recientemente en Israel para exigir que todos hagan el servicio militar. El lunes, miles de miembros de la comunidad ultraortodoxa se reunieron en las calles de Jerusalén para protestar contra los llamados a incluir a sus jóvenes en el Ejército israelí. Los manifestantes llevaban pancartas que decían: “No nos uniremos al Ejército del enemigo” y “no cederemos jamás al decreto del régimen”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El ministro de Defensa, Ehud Barak, dijo el martes, tras el anuncio de Kadima, que ante la falta de una alternativa, el llamado al servicio militar se extenderá a los jóvenes ultraortodoxos a partir del próximo mes.

“Durante los próximos tres meses el ministro de Defensa formulará una propuesta de legislación temporal para ser presentada al gobierno y más tarde al Knesset en concordancia con la demanda de igualdad. Permanecerá en efecto hasta que la actual legislación provea una respuesta completa a este asunto”.

Ahora ve
Este robot se desplaza por los pasillos para limpiar los pisos de Walmart
No te pierdas
×