El activista chino Ai Weiwei pierde caso de evasión de impuestos

El artista y disidente, de 53 años, dijo que apelará los cargos por evasión y multas por más de dos millones de dólares
artista disidente chino ai weiwei  artista disidente chino ai weiwei
Autor: Alexis Lai
(Reuters) -

El artista y disidente chino Ai Weiwei perdió su demanda en contra de la oficina de impuestos de Beijing en una audiencia en una corte local este viernes en la que no estuvo presente, por lo que aún enfrenta cargos de evasión y multas por más de dos millones de dólares.  

Ai Weiwei, de 53 años, está involucrado en un caso de evasión de impuestos presentado por las autoridades chinas el año pasado en contra de su compañía, Beijing Fake Cultural Development Ltd. 

Luego de que se le negara la entrada a su audiencia del 20 de junio, este viernes tampoco pudo ingresar, dijo Ai a CNN. La policía llamó a su celular este jueves por la tarde para advertirle que no fuera a la corte. 

Según el disidente, había patrullas de la policía afuera de su estudio y de la corte distrital de Beijing Chaoyang, una escena similar a su primera audiencia, cuando decenas de vehículos policiales rodearon su casa y autobuses públicos fueron desviados del área del tribunal. Ai dijo que otros activistas también fueron detenidos en sus hogares. 

El artista adelantó a CNN que apelaría la decisión de la corte. 

"Apelamos a la corte en estricta conformidad con todas las leyes en China. Esperamos darles la oportunidad de darse cuenta de su error y hacer lo correcto".

"No se trata de mi reputación personal", agregó Ai Weiwei. "Hago esto porque somos ciudadanos de este país, se trata de la seguridad de todos y la justicia de la ley".

"Es mi obligación apelar ante un tribunal superior, no voy a ser parte de los errores".

Ai sostiene que los cargos de evasión fiscal están infundados y motivados  políticamente.

El artista, bloguero, director de documentales y arquitecto estaba en camino a Hong Kong en abril de 2011, cuando fue detenido en el aeropuerto internacional de Beijing y durante 81 días en medio de una ofensiva gubernamental contra los activistas políticos.

El estudio de Ai fue allanado, y su esposa y varios empleados fueron detenidos para ser interrogados. La campaña del gobierno estuvo basada en los temores de un posible levantamiento como los conflictos de la Primavera Árabe, a raíz de convocatorias surgidas en internet para una fomentar una Revolución del Jazmín.

Siete semanas después de Ai Weiwei fue puesto bajo custodia, la agencia estatal de noticias Xinhua informó que la policía de Beijing dijo que su compañía, Beijing Fake Cultural Development Ltd., evadió una "enorme cantidad de impuestos" e "intencionalmente destruyó los documentos contables".

Fue puesto en libertad condicional en el mes de junio y sometido a severas restricciones a sus movimientos. A Ai Weiwei se le prohibió hablar con los medios de comunicación o mandar mensajes en su cuenta de Twitter acerca de su detención. Su teléfono estaba intervenido, sus correos electrónicos fueron controlados, y tuvo que presentarse a sus citas con otras personas a la policía.

En noviembre, las autoridades le exigieron pagar 15 millones de RMB (2.4 millones de dólares) en impuestos atrasados y multas dentro de dos semanas. Decenas de partidarios donaron más de un millón de dólares para ayudarle a pagar la cuenta.

 CY Xu contribuyó a este informe.

Ahora ve
Mexicanos hacen frente a las pérdidas que les dejó el sismo del 19 de septiembre
No te pierdas
×