Las fuerzas del régimen sirio refuerzan la ciudad de Damasco

La ofensiva de grupos rebeldes y kurdos ha provocado que el gobierno endurezca las medidas de control en la capital
El diplomático desertor de Siria pide acción militar
(Reuters) -

La presión sobre el ejército sirio se intensificó este sábado, desde la capital Damasco hasta la lejana región kurda del noreste, y otros dos generales desertaron, informaron autoridades.

Damasco ahora está en gran medida aislada por puestos de control y tanques, dijeron testigos.

“Cuando salí a conseguir algo de comida y medicamentos, me percaté que las calles están casi vacías”, dijo una activista de nombre Lena, del barrio de Mazzeh, al oeste de la ciudad.

“Solamente los que tienen una necesidad urgente de salir como la mía caminábamos por la calle... En realidad nadie puede entrar o salir de la ciudad sin pasar por un puesto de control”.

En el barrio sureste de Tadamon, el testimonio de Abu Qais dijo que todos los caminos desde el sur y el este de la capital estaban bloqueados.

Las aparentes medidas de control se dieron después de días de lucha que asestaron un golpe al gobierno de Bachar al Asad, el cual rompió la imagen de invulnerabilidad que rodeaba al régimen.

El secretario general de las Naciones Unidas criticó al régimen presidente sirio Bashar al Asad diciendo que su gobierno no ha “cumplido en proteger a los civiles” y los combates están “destruyendo al país”.

“La situación en Siria se está deteriorando rápidamente”, dijo Ban Ki-moon durante una visita a Croacia. “A medida que la lucha se intensifica en todo el país, incluso la capital, el sufrimiento es peor. Estoy profundamente preocupado por el creciente número de víctimas, y el creciente número de personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares en el país a través de las fronteras”.

El gobierno decidió arremeter contra sus enemigos después de que el miércoles un ataque mató a cuatro integrantes del círculo íntimo del presidente y del gobierno. Entre los muertos estuvo el cuñado de al Asad, su ministro de Defensa, un asesor de seguridad, y el jefe de la oficina de seguridad nacional.

El caos en Damasco continuó este sábado, dijeron activistas de la oposición, cuando los tanques, artillería y morteros golpearon el barrio de Barzeh.

Los grupos de oposición dijeron que los medicamentos se están agotando y los habitantes están pidiendo ayuda.

Por lo menos 11 de las 45 personas que murieron este sábado en Siria eran de Damasco y sus suburbios, dijeron los Comités de Coordinación Local (CCL) de la oposición siria. Otras bajas se produjeron en las provincias de Idlib, Homs, Daraa, Deir Ezzor, y Aleppo.

El gobierno mantuvo su objetivo de deshacerse de  los “terroristas” en las zonas elegidas. Un funcionario de seguridad sirio dijo a la televisora Al-Arabiya que las fuerzas armadas han iniciado una operación para hacerse del control de todos los barrios de Damasco.

CNN no puede confirmar por su parte los informes de violencia puesto que el gobierno restringe el acceso a periodistas extranjeros.

Después de mantenerse en gran medida al margen de la revolución siria, los grupos políticos de la minoría kurda siria de la región nororiental parecen haber apostado decididamente a reivindicar el control de varios poblados habitados por kurdos.

El opositor Comité de Coordinación Kurdo, dijo que los pueblos de Amouda y Qobani se encuentran bajo el control de un grupo llamado Ejército Libre Kurdo. Los grupos de oposición advirtieron a las autoridades sirias y  a las fuerzas de seguridad retirarse de la ciudad.

Los pueblos se encuentran cerca de la frontera turca. El Ejército Libre Kurdo, derivado del Partido Unión Democrática, tiene vínculos históricos con el Partido de los Trabajadores de Kurdistán, o PKK.

El PKK, considerado como organización terrorista por Turquía y Estados Unidos, ha luchado con el gobierno turco por la autonomía kurda. No hubo declaraciones de parte de Turquía acerca de los hechos. Turquía ha sido crítico con el régimen de al Asad, y alberga a grupos de la oposición siria y da refugio a miles de refugiados sirios.

Los rebeldes están en la tarea de arrebatarle al gobierno el control de Qamishli, la más grande de las ciudades kurdas. Los enfrentamientos se suscitaron cerca de la cárcel central de la ciudad, con un choque entre los rebeldes del Ejército Libre Sirio y las fuerzas del régimen, dijeron los CCL.

Los combatientes rebeldes que buscan el control de las fronteras norte y este del país reportaron buenos resultados en la frontera con Iraq. Un alto funcionario del ejército iraquí en la provincia de Anbar dijo que ocho puntos de cruce se encuentran en manos de los rebeldes. El funcionario no quiso que se revelara su nombre puesto que no está autorizado para hablar con los medios.

Las fuerzas de seguridad iraquíes han aumentado su presencia militar y de seguridad en la frontera de Anbar, dijo el funcionario.

El viernes por la noche, el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, instó a sus compatriotas que están en Siria a regresar a casa.

“Dadas las difíciles condiciones de seguridad experimentadas por nuestros hermanos e hijos en Siria, les hacemos un llamado —hombres, mujeres y niños— a regresar a su país... Y les decimos que por favor regresen a casa, lugar de su seguridad y honor. Perdonaremos a todos los que... no tengan las manos manchadas sangre, y así todos puedan vivir en paz y seguridad”, dijo en un comunicado.

Viajeros a lo largo de la frontera sirio-turca dijeron a CNN que vieron a los rebeldes controlar los puntos fronterizos.

Deserciones militares han afectado al régimen sirio. Un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores turco confirmó a CNN que dos generales de brigada de Siria llegaron a Turquía el viernes por la noche y uno llegó la noche anterior. Dijo que alrededor de dos docenas de generales sirios han huido a Turquía.

Naciones Unidas calcula que más de 10,000 personas han muerto desde que comenzó la crisis, en marzo de 2011. Sin embargo, Rupert Colville, vocero de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, dijo que Naciones Unidas no han entregado el número total de bajas desde diciembre “debido a que se volvió imposible verificar las cifras de manera convincente”.

Los grupos de oposición que llevan el seguimiento de las bajas hablan de cifras más altas. Por ejemplo, los CCL calculan que más de 16,000 personas han muerto.

El trabajo de la misión de Naciones Unidas y la Liga Árabe  el enviado especial de Kofi Annan está basado en plan de seis puntos la paz. Recientemente, ha suspendido sus patrullas regulares a causa de la escalada de violencia.

Diplomáticos todavía tienen que llegar a un plan para detener lo que ahora se llama una guerra civil. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución de renovación de su misión de observadores de Siria durante 30 días este viernes.

Los diplomáticos dijeron que si la violencia que envuelve a Siria no se reduce lo suficiente para que los observadores hagan su trabajo, la Misión de Supervisión de Naciones Unidas en Siria será retirada.

La tarea de la misión conjunta de Naciones Unidas y la Liga Árabe es supervisar que se cumpla el plan de paz de seis puntos del enviado especial Kofi Annan. Recientemente suspendieron sus patrullajes regulares a causa de la escalada de violencia.

Ivan Watson, Yesim Comert, Amir Ahmed, Saad Abedine, Mohammed Tawfeeq y Joe Sterling contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×