El gobierno y los rebeldes sirios se enfrentan en la ciudad de Alepo

El corazón comercial del país es fundamental en el conflicto sirio; el control rebelde es un golpe a las finanzas del presidente al Asad
Los enfrentamientos en Siria llegan a Alepo
(Reuters) -

Los rebeldes sirios quemaron el miércoles una estación de la policía y capturaron a miembros de las fuerzas del régimen durante la batalla por el control de Alepo, la ciudad más grande del país, informaron los opositores.

La toma del control de una estación de la policía por parte de rebeldes se podía ver en imágenes transmitidas en vivo por el Ejército Sirio Libre. El Observatorio de la oposición siria para los Derechos Humanos confirmó el incendio de una estación de la policía, pero no estaba claro si era la misma.

El video muestra a los rebeldes apoderándose de la estación y destrozando imágenes del presidente Bachar al Asad y alineando a los miembros de la milicia del régimen capturados.

Otro grupo de la oposición, los Comités de Coordinación Locales de Siria, informó que aviones de combate MiG-21 volaban sobre la ciudad y se registraban bombardeos en varios barrios de Alepo. También hubo disparos y automóviles de civiles eran los blancos, añadió.

Los embajadores de Gran Bretaña y de Alemania en las Naciones Unidas dijeron que los reportes de los aviones de combate en Alepo son preocupantes.

“Los reportes ahora muestran que los ataques de los aviones del régimen en Alepo es una escalada peligrosa de la violencia”, indicó el miércoles el embajador británico en el Consejo de Seguridad, Mark Lyall Grant.

Alepo es el centro comercial de Siria y un bastión de al Asad, por lo que es un objetivo clave para ambas partes.

“Las autoridades de Asad no solo están desatando sus armas pesadas y helicópteros de combate contra su propio pueblo”, dijo el embajador de Alemania, Peter Wittig. “Hace dos días fue incluso más lejos y amenazó a la comunidad internacional con el uso de armas químicas y biológicas de destrucción masiva”.

Witting hizo referencia a las declaraciones del vocero del ministro del Extranjero, Jihad Makdissi, quien dijo a reporteros el lunes que este tipo de armas no serán usadas contra civiles durante esta crisis, pero que “se entiende que las armas serán usadas sólo y estrictamente en caso de una agresión externa contra la República Árabe Siria”.

Witting llamó a la declaración de Makdissi como “despiadada” y una amenaza inhumana.

Al menos 129 personas murieron, entre ellas 10 niños, en hechos de violencia en todo el país el miércoles, 22 en Alepo y 27 en los alrededores de Damasco, indicó LCC.

Ivan Watson, de CNN, quien está dentro de Siria, dijo que había tenido noticias de que los rebeldes están mejor armados en los últimos meses. Mientras que en algún punto sólo tenían escopetas, ahora tienen cohetes, granadas y rifles de asalto.

La mayor capacidad de fuego los ha ayudado a atacar con éxito vehículos blindados y ha obligado a las fuerzas sirias a reabastecerse por helicóptero.

Watson aseguró que en el lugar en donde se encuentran cientos de rebeldes se han armado con municiones esta semana y se dirigen a combatir a Alepo.

El martes, los medios estatales reportaron que las fuerzas del régimen han ganado el control de vecindarios en Damasco, donde los rebeldes pelearon contra las fuerzas de al Asad la semana pasada.

En lo que podría ser un golpe al régimen, el Consejo Nacional Sirio (SNC) dijo el miércoles que dos altos diplomáticos desertaron.

Los ministros de aduana y comercio de Turquía dijeron el miércoles que “todos los ingresos fronterizos con Siria serán cerrados”, según un reporte de la televisión estatal turca.

Miles de sirios han huido hacia Turquía en los últimos meses para escapar de la violencia de su país, pero los refugiados generalmente cruzan a través de vallas fronterizas, no por los ingresos oficiales.

El caos en Siria dio un giro ominoso esta semana luego de que funcionarios de ese país hablaron sobre sus armas de destrucción masiva.

El vocero del ministro del Extranjero, Jihad Makdissi, dijo a reporteros el lunes que este tipo de armas no serán usadas contra civiles durante esta crisis, pero que “se entiende que las armas serán usadas sólo y estrictamente en caso de una agresión externa contra la República Árabe Siria”.

La crisis en Siria comenzó en marzo del 2011, cuando el gobierno lanzó una fuerte represión contra manifestantes que se oponen al régimen.

La Coordinadora Local de Comités dijo que más de 16,000 personas han muerto en el conflicto. El gobierno sirio ha sostenido que “grupos de terroristas armados” son culpables de la violencia en el país. El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon dijo esta semana que cerca de 17,000 personas han muerto.

Salma Abdelaziz, Yousef Rafayah, Joe Sterling, Holly Yan, Brian Walker, Yesim Comert y Hamdi Alkhshali contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×