Los rebeldes sirios se enfrentan al fuerzas del régimen en Aleppo

Grupos rebeldes reportaron un "mordaz ataque al amanecer" por parte de fuerzas del gobierno de Bachar al Asad en la ciudad
Israel aumenta el reparto de máscaras antigás
/
(Reuters) -

Los rebeldes y las fuerzas del régimen sirio sostienen una batalla en Aleppo mientras las potencias mundiales emitieron una advertencia por un posible ataque por parte del gobierno a la población civil.

Mientras algunos combates estallaron el viernes en diversos puntos de la ciudad, el subcomandante del Ejército Sirio Libre, Malik Kurdi, dijo que rebeldes y fuerzas del gobierno preparan una confrontación mayor que el régimen ha llamado “la madre de todas las batallas”.

Los batallones de los rebeldes emigraron hacia la ciudad de Aleppo mientras el régimen también llevó fuerzas de otras regiones. El gran centro urbano se asemeja a una “ciudad fantasma” en muchas zonas, solo los combatientes se encuentran en las calles, indicó Kurdi.

“La gente está huyendo de la ciudad hacia el campo. Creo que presienten que una gran batalla está a punto de llevarse a cabo” dijo Kurdi. “Todas las fuerzas se dirigen hacia Aleppo para prepararse a lo que el régimen denominó ‘la madre de todas las batallas’”

El enfrentamiento podría marcar el destino del régimen de Bachar al Asad que se encuentra envuelto en un levantamiento que comenzó pacíficamente en marzo de 2011 pero ahora está marcado por una rebelión armada.

Aleppo, localizada al norte de Siria y cerca de Turquía es una de las ciudades más importantes del país y de la región. Es la ciudad comercial siria y Patrimonio de la Humanidad. La CIA World Factbook indicó que es la región más poblada de la nación.

El experto en Siria del Instituto de Washington para la política en el Medio Oriente dijo que si el esfuerzo militar de al Asad en Aleppo falla “costará muy caro al régimen y comenzará el proceso de contracción del régimen sobre el control de Siria”

“Si el régimen es capaz de derrotar a los rebeldes, el conflicto continuará por mucho más tiempo”, añadió.

El general Robert Mood, jefe de la Misión de Supervisión de las Naciones Unidas en Siria dijo a CNN que “es cuestión de tiempo para que el régimen caiga. El tiempo está del lado de los rebeldes”.

“Puede tomar mucho tiempo o puede ser rápido, es imposible decir cuánto. A partir de los sucesos de Damasco, en el noroeste de Siria, y el hecho de que la violencia está en un nivel de aumento. Por lo tanto, es un ciclo de violencia. Tarde o que temprano vamos a llegar al punto culminante con la caída del régimen” dijo a CNN.

La  Coordinación Local de Comités de Siria (LCC, por sus siglas en inglés) reportó una “masacre horrorífica” en la ciudad del distrito de Fardos este viernes, donde el régimen bombardea casas indiscriminadamente.

El grupo activista internacional Avaaz, afirma que habló con testigos quienes también reportaron violencia en Fardos.

Los testigos informaron de bajas en un "mordaz  ataque al amanecer" del régimen en el distrito, en el centro de Aleppo. El régimen utilizó morteros, tanques y helicópteros artillados en el bombardeo, de acuerdo con los testigos citados por Avaaz.

Las fuerzas del régimen en el distrito de Khaldieh dispararon contra manifestantes que salían de la mezquita de Al-Ghafrab y bombardearon el distrito de Salaheddine con misiles, armas automáticas y helicópteros de ataque, de acuerdo con el LCC.

La televisión estatal de Siria dijo que “autoridades de seguridad especiales” destruyeron cinco camionetas equipadas con armamento utilizado por “terroristas” en Aleppo. Los pasajeros murieron  o resultaron heridos en el ataque, de acuerdo con el reporte.

Los rebeldes sirios instalaron clínicas médicas en apartamentos y en casas en Aleppo, el centro comercial del país, para hacer frente a la ofensiva de fuerzas gubernamentales.

“En cada calle, tenemos un auto para transportar a los heridos”, dijo Mustafa Abdullah, un comandante rebelde. “Trataremos de evacuar a los heridos fuera de Aleppo si no representa peligro para ellos. Pero será muy complicado”.

Abdullah, nativo de Aleppo y quien raras veces sonríe, lloró mientras describía los planes de combate contra las bien equipadas fuerzas del gobierno, horas antes de los primeros enfrentamientos.

“Ellos quieren rodear Aleppo completamente y enviar apoyo de todos lados, para comenzar a bombardear áreas controladas por los rebeldes y hospitales”, dijo.

Grupos de manifestantes marcharon por las calles de Aleppo cantando y llevando pancartas que decían “apoyamos a todas las ciudades sirias devastadas” y “todos somos sirios”.

Mientras las protestas continuaron, las fuerzas del régimen bombardearon vecindarios en Aleppo y Damasco con helicópteros, de acuerdo con los Comités Locales de Coordinación de Siria.

Ataques con morteros también ocurrieron en otras ciudades, incluyendo Daraa, Idlib y Homs, según el grupo opositor.

Los planes prevén mandar más de 300 combatientes para reforzar las fuerzas en Aleppo, donde se encuentran 18 de las 22 brigadas de rebeldes, de acuerdo con el comandante rebelde.

Los combates entre fuerzas del régimen y los rebeldes continuaron a nivel nacional este viernes, y fueron la causa de la muerte de al menos 23 personas, según el grupo opositor.

Una vocera del Comité Internacional de la Cruz Roja informó que comenzó a evacuar de manera temporal a algunos de sus trabajadores de Siria a Beirut, por razones de seguridad.

La Media Luna Roja de Siria suspendió algunas actividades en Aleppo, según Carla Haddad, la vocera.

Los enfrentamientos ocurren luego de que 200 personas murieran este jueves en Siria, 48 eran de Aleppo y 46 de Damasco. Los opositores informaron que era la primera vez desde que comenzó el levantamiento en que Aleppo ha tenido tal número de muertos en un día.

Al menos 11 de las 70 personas que murieron en Siria este viernes pertenecen a la provincia de Aleppo y se espera que esta cifra aumente, dijo la Coordinación Local de Comités de Siria (LCC, por sus siglas en inglés).

“Estoy seriamente consternado por la escalada de violencia en Aleppo, Siria”, dijo el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon este viernes en Londres. “Llamo al gobierno de Siria a detener su ofensiva. La violencia de ambos frentes debe terminar por el bien de los civiles de Siria”.

El secretario del Exterior británico, William Hague, dijo que esta “absolutamente inaceptable escalada del conflicto puede llevar a una pérdida devastadora de vidas civiles y un desastre humanitario. La miseria se endurecerá para el pueblo sirio, y lo llevará en un futura a una catastrófica guerra civil”.

Mientras tanto, la parlamentaria siria representante de Aleppo desertó a Turquía, de acuerdo con el Consejo Nacional Sirio. Ikhlas Badawi es la primera integrante de la Asamblea Nacional elegida en mayo que rompe relaciones con el régimen.

El embajador sirio en Emiratos Árabes Unidos y su esposa, quien fuera enviada de Siria en Chipre también desertaron, informó el Consejo Nacional Sirio. El embajador de Siria en Iraq desertó este mes.

Las milicias rebeldes que luchan contra las fuerzas del régimen en Aleppo, están formados por soldados desertores del ejército de Siria. Sin embargo, también hay varios civiles, como estudiantes, comerciantes y miembros del partido del presidente, todos tratando de terminar con cuatro décadas de gobierno de la familia al Asad.

Estados Unidos ha expresado su preocupación porque las fuerzas sirias preparen una masacre en Aleppo.

La crisis siria comenzó en marzo de 2011, cuando el gobierno reprimió una manifestación, lo que causó un levantamiento nacional contra el régimen.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Según los opositores, más de 16,000 personas han muerto en el conflicto. El secretario general de la ONU dijo en días recuentes que han muerto casi 17,000 personas.

Saad Abedine, Ivan Watson y Faith Karimi contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Lina es el auténtico automóvil del futuro por ser biodegradable
No te pierdas
×