200,000 civiles tratan de huir de la violencia en la ciudad de Aleppo

Funcionarios indicaron que miles de civiles escaparon en dos días por los bombardeos en la ciudad
siria_aleppo
siria_aleppo  siria_aleppo
(Reuters) -

Habitantes de la ciudad de Aleppo, en Siria, escapan de la violencia en motocicleta o en otros vehículos.

Mientras se intensifican los bombardeos y el uso de armas pesadas en la ciudad más poblada de Siria, un funcionario de las Naciones Unidas –que citó al Comité de la Cruz Roja y la Media Luna Roja Árabe Siria-  dijo que cerca de 200,000 personas han dejado Aleppo en los últimos dos días.

Algunos se desplazaron a pueblos vecinos y localidades que ellos esperaban que fueran seguros, mientras otros lograron cruzar la frontera hacia Turquía.

Pero no todos han tenido éxito en ese objetivo.

Valeria Amos, subsecretaria general para asuntos humanitarios de las Naciones Unidas, dijo el domingo en un comunicado que algunos habitantes han tenido que refugiarse de la carnicería humana en escuelas y otros edificios públicos

Elementos básicos como artículos de higiene, agua potable y comida están muy limitados, agregó.

“No se sabe cuántas personas siguen atrapadas en lugares donde persisten las batallas”, mencionó Amos.

Hace algún tiempo Aleppo era un punto importante de comercio y cultura. Sin embargo, en los últimos meses la ciudad del norte de Siria se ha visto afectada por la muerte y la destrucción, a partir de que las protestas contra Bachar al Asad y la respuesta de sus elementos militares desencadenaron una guerra civil.

De cualquier forma la violencia no había alcanzado los niveles que tienen ciudades como Homs y Damasco.

En días recientes, Aleppo se ha convertido en un punto focal de la guerra. Después de tomar pueblos circundantes, los rebeldes han presionado para tomar el control de la ciudad.

Han tenido cierto éxito, asegurando la gestión de lugares clave e incluso estableciendo puntos de control.

Una extraña calma prevaleció el domingo en algunas zonas de la ciudad. Las familias se reunieron en los balcones, mientras los niños caminaban por las calles como si nada hubiera pasado.

Sin embargo, ese no fue el panorama general, porque otros puntos estaban desprovistos de civiles.

Los cohetes y los proyectiles de mortero continuaban cayendo en varias áreas residenciales, con las tropas sirias tratando de defender una base militar en el norte de la ciudad.

Preocupado por los civiles inocentes atrapados en medio de la violencia, el jefe de la Liga Árabe, Nabil Elaraby, dijo el domingo que creía que estaban siendo cometidos crímenes de guerra en Aleppo.

Ahora ve
Donald Trump hizo, durante el eclipse, lo que no se debe de hacer
No te pierdas
×