'Granma' acusa al conductor del auto en el que murió Payá de homicidio

La prensa estatal cubana culpa al político español que manejaba el vehículo de exceso de velocidad; podría recibir 10 años de condena
El informe sobre el accidente de Oswaldo Payá
(Reuters) -

Un político español se enfrenta a un cargo de homicidio por el accidente de coche que mató al disidente cubano Oswaldo Payá, según informó este martes la prensa estatal de Cuba.

Ángel Carromero podría ser sentenciado a hasta 10 años de prisión si es declarado culpable. Se le acusa de exceso de velocidad y de perder el control del vehículo en el que viajaba con Payá, el político sueco Jans Aron Modig y el disidente cubano Harold Cepero. Los dos disidentes fallecieron cuando el vehículo chocó contra un árbol cerca de Las Gavinas. 

Modig, uno de los dos sobrevivientes, dijo en rueda de prensa que no recordaba que hubiera otro auto en la carretera que pudiera expulsarlos de la vía. 

Para lidiar con las acusaciones de que el gobierno cubano tenía en la mira al prominente disidente, las autoridades difundieron un video para demostrar cómo quedó el vehículo. En la grabación se aprecia cómo un automóvil se desvía de la carretera para adentrarse en un lateral boscoso. Carromero, que conducía el auto, se encuentra detenido como parte de las investigaciones. 

Tras la muerte de Payá, su familia acusó inmediatamente a las autoridades cubanas de juego sucio y aseguraron que habían recibido información de que otro vehículo había forzado al coche del disidente.

La viuda de Payá, Ofelia Acevedo, desconfía de la versión oficial y reclama la demostración de la misma. "No me puedo creer la versión de un gobierno que quiere matarlo. Estuvo amenazado una pila de veces", dijo.  

"Estoy pidiendo la intervención de una organización internacional que pueda enviar investigadores para analizar el accidente", dijo. 

La prensa oficial de Cuba publicó este martes un editorial de 1,539 palabras sobre el choque titulado La verdad y la razón. El artículo anunció que Carromero se enfrentaría a los cargos y que se permitiría a Modig regresar a Suecia. Ambos habían sido detenidos por las autoridades cubanas desde el accidente. Una vez más, el gobierno se desvincula del caso. 

"No es Cuba sino Estados Unidos quien muestra un vergonzoso historial de asesinatos políticos, ejecuciones extraoficiales, incluidos los ataques con aviones no tripulados", de acuerdo con el editorial.

Durante décadas, mediante su Proyecto Varela, Payá intentó cambiar el sistema unipartidista de Cuba. En una visita del expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter a la isla, elogió la campaña infructuosa del disidente para que hubiera un referéndum nacional. Durante años, los medios del gobierno prestaron poca atención a las de Payá, excepto para descubrirlos a él y a otros disidentes como traidores. Ahora las autoridades tratan de contener el daño que el accidente podría provocar en el gobierno. Todavía no se sabe qué pasará con los sobrevivientes. La investigación continua y se desconoce si alguien asumirá los cargos por la muerte del disidente.  

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×