El debate de la legalización de la marihuana llega al Parlamento uruguayo

El gobierno de José Mujica argumenta que es una estrategia para combatir el narcotráfico y las drogas verdaderamente dañinas
El consumo del alcohol y la marihuana
| Otra fuente: CNNMéxico

La marihuana podría ser legal en Uruguay si el Parlamento aprueba el proyecto de ley que propone que el gobierno se responsabilice de controlar y regular la venta y producción de esta droga.

Este miércoles, el proyecto llegó a la mesa de debates del Parlamento haciendo oficial la intención que el presidente José Mujica había expresado en discursos anteriores, justificando su propuesta como una forma de cambiar la estrategia contra las drogas que en los últimos 50 años no ha rendido suficientes frutos.

“Lo peor que puede hacer una política pública, es no actuar cuando la evidencia demuestra que, con insistir en el mismo camino, no se obtendrán resultados diferentes”, dijo el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, el miércoles tras confirmar la entrega de la propuesta.

El proyecto de ley consta de tres breves párrafos en los que estipula que "el Estado asumirá el control y la regulación de las actividades de importación, producción, adquisición a cualquier título, almacenamiento, comercialización y distribución de marihuana y sus derivados”. Agrega que "el Estado ejercerá toda la actividad material que resulte necesaria, previa concomitante o posterior, para las actividades" mencionadas.

Según el gobierno, la propuesta no viola ninguna ley internacional y, en cambio, ofrece una respuesta a la necesidad de revisar las políticas contra el narcotráfico en el mundo, como propone la Comisión Global de Política de Drogas, la cual está integrada por personajes como el político e intelectual brasileño Fernando Henrique Cardoso, el expresidente colombiano César Gaviria, el expresidente mexicano Ernesto Zedillo, el político español Javier Solana y el escritor peruano Mario Vargas Llosa.

De acuerdo con el documento, las medidas son "en el marco de una política de reducción de daños" por lo que el gobierno buscará concientizar a la población sobre las consecuencias y efectos perjudiciales del consumo de esta droga.

“Nadie está diciendo que la marihuana sea buena”, dijo Cánepa al asegurar que la medida podrá ayudar a separar el mercado de las drogas legales de las ilegales y permitir concentrar los recursos hacia las drogas con efectos más nocivos.

“Sin dudas que el alcohol y el tabaco tienen efectos nocivos, sin embargo no se prohíben, se realizan campañas de sensibilización y de búsqueda de reducción de daños”.

En Uruguay el consumo de marihuana no está penalizado, pero el cultivo y la comercialización sí. De acuerdo con Cánepa, la ley permitiría eliminar las contradicciones en la legislación uruguaya.

La pasta base, el mal mayor

La legalización de la marihuana permitiría enfocar la lucha contra drogas más dañinas, como la pasta base, según Cánepa.

En Uruguay 80% de las personas que son atendidas por adicción son consumidoras de pasta base, mientras que el otro 20% lo son de cocaína, marihuana o alcohol, según estadísticas de la Administración de los Servicios de Salud del Estado.

Los efectos de la pasta base son potencialmente dañinos a la salud debido a su composición. La droga se elabora con residuos de cocaína que se combina con ácido sulfúrico y queroseno y, en varias ocasiones, se usa cloroformo, éter o carbonato de potasio. También es conocida como PBC, por pasta básica de cocaína.

En el país sudamericano, sólo el 2% de la población adicta recibe un tratamiento, de acuerdo con el secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, citado por el diario El País de Uruguay. 

¿Una estrategia sudamericana?

Uruguay no es el único con una iniciativa para despenalizar la marihuana. Sus vecinos argentinos y chilenos han llevado proyectos ante los legisladores recientemente como estrategia para combatir el narcotráfico.

A principios del mes de junio, la Cámara de Diputados de Argentina comenzó un debate sobre la despenalización del cultivo y consumo en público de cualquier estupefaciente, además de la reducción de las penas a las mulas, personas que transportan drogas en su cuerpo.

El proyecto de ley que fue aprobado por los tres bloques mayoritarios propone despenalizar el consumo de cualquier tipo de drogas, incluida la cocaína y la heroína, y permitir el cultivo permitido siempre que no tenga como fin su comercialización.

En Chile, dos senadores pusieron sobre la mesa el tema al entregar un proyecto que plantea legalizar el cultivo de marihuana para consumo personal y con fines terapéuticos, además de despenalizar que los consumidores la lleven consigo, reportó EFE este miércoles.

"Desde el punto de vista científico y sanitario no existen argumentos para señalar el porqué hay drogas consideradas lícitas, como el tabaco y el alcohol, y drogas ilícitas como la marihuana", argumentó el senador Fulvio Rossi, quien es médico de profesión. 

Ahora ve
El factor que más interesa a los millennials al buscar empleo, encima del dinero
No te pierdas
×