Los rebeldes y el Ejército, autores de crímenes de guerra en Siria: ONU

Una comisión especial de las Naciones Unidas documentó crímenes como tortura, arrestos y homicidios de ambos bandos durante el conflicto
Una bomba explota cerca de un hotel usado por la ONU
/
(Reuters) -

Las fuerzas del régimen sirio y los rebeldes han cometido crímenes de guerra durante el conflicto interno, concluyó este miércoles una comisión de la ONU

La comisión independiente que elaboró el informe bajo mandato de la Comisión para los Derechos Humanos de la ONU informó que las fuerzas del gobierno y su milicia Shabiha cometieron crímenes contra la humanidad “como asesinato y tortura, crímenes de guerra y violaciones graves a la ley internacional de derechos humanos, y a la ley internacional humanitaria, incluyendo homicidios, tortura, arrestos y detenciones arbitrarias, violencia sexual, ataque indiscriminado, pillaje y destrucción de la propiedad”.

En el pueblo de Houla, el pasado 25 de mayo, según la comisión, las fuerzas de Bachar al Asad mataron a más de 100 civiles, casi la mitad de ellos eran niños.

Los grupos armados que pelean contra el gobierno también han cometido crímenes de guerra, incluyendo “asesinato, ejecuciones extrajudiciales y tortura”, según el reporte. Sin embargo, la comisión afirmó que esas acciones “no son de la misma gravedad, frecuencia y escala que las perpetradas por fuerzas del gobierno y sus milicias”.

El reporte se dio a conocer en Génova mientras en Damasco y a través de Siria ocurría más violencia. Desde el pasado 15 de febrero, según el reporte, “la situación en el país se ha deteriorado significativamente con violencia armada que se ha expandido a nuevas áreas y hostilidades activas entre rebeldes, el gobierno y sus milicias”.

Este miércoles, al menos 103 personas murieron en Siria, según el grupo opositor Comités Locales de Coordinación, incluyendo 30 que murieron por bombardeos de aviones de combate del Ejército en Izzaz, un pueblo de la provincia de Aleppo cerca de la frontera con Turquía.

En tanto, los rebeldes se adjudicaron la autoría de una explosión a las afueras de un complejo militar cerca de un hotel que hospeda a observadores de la ONU. En el ataque, tres personas quedaron heridas, según la prensa estatal.

El capitán rebelde Riad Ahmad, dijo que el ataque de Damasco fue contra edificios del ministerio de Defensa. Al hablar con CNN desde Turquía, Ahmad afirmó que la ONU no era el blanco. 

En Damasco, fuerzas de seguridad del gobierno se desplegaron en grandes números en varios vecindarios luego de la explosión, según activistas.

También se reportaron enfrentamientos en el barrio de clase media de Mazzeh, detrás de la embajada de Irán. Los enfrentamientos también ocurrieron en otros vecindarios, incluyendo un campo de refugiados palestinos en Damasco y combates en Homs, Idlib, Deir Ezzor y en Aleppo.

El pasado 18 de julio un ataque con bombas en la capital siria mató a cuatro altos funcionarios. Los enfrentamientos más intensos ocurrieron entre el 15 y el 20 de julio, hasta que los rebeldes se retiraron de Damasco, luego de que Siria movilizó a tropas de combate y utilizó armas pesadas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En los 17 meses que ha durado el conflicto han muerto unas 20,000 personas, según los opositores sirios.

Mientras el caos continúa, Valerie Amos, la coordinadora de ayuda de emergencia de la ONU, se encuentra en Damasco para “llamar la atención sobre la situación humanitaria en Siria”, según su oficina.

Ahora ve
La NASA muestra cómo ha cambiado la Tierra en los últimos 20 años
No te pierdas
×