Correa gana "prestigio internacional" al otorgar asilo a Julian Assange

El país sudamericano aparece como un defensor de la libertad de expresión, pese a las disputas con la prensa local, según los analistas
Ecuador acepta dar asilo de Assange
Verónica Díaz Favela
Autor: Verónica Díaz Favela | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Mientras la vida de Julian Assange transcurre en la embajada de Ecuador en Londres, de donde no puede salir sin riesgo de ser detenido por las autoridades británicas, afuera se discuten los motivos de fondo que tuvo Ecuador, un gobierno enfrentado con la prensa local, para otorgar asilo político al fundador del sitio de filtraciones WikiLeaks.

“El gobierno ecuatoriano sabía y conocía que no iba a poder traer (a Ecuador) a Assange, el gran beneficiado (del asilo) a nivel publicitario es el gobierno”, dice el periodista ecuatoriano Christian Zurita, demandado por el presidente Rafael Correa por daño moral por el contenido del libro El gran hermano.

El libro, coescrito por el periodista Juan Carlos Calderón, describe los supuestos negocios ilegales de un hermano de Correa con el Estado. Un juez condenó a ambos en febrero pasado a indemnizar a Correa por un millón de dólares cada uno, pero el mandatario les otorgó el perdón.

Para Zurita, el asilo a Assange es un “completo contrasentido” porque “en Ecuador, la persona que tiene acceso a información y la difunde es perseguida”.

Ecuador anunció el jueves que había aceptado el pedido de asilo político formulado por Assange en junio al considerar que es un defensor de la libertad de expresión que enfrenta una amenaza seria a su seguridad y a su vida.

WikiLeaks publicó en julio de 2010 cientos de documentos secretos sobre la guerra en Afganistán que comprometían principalmente a la política exterior de Estados Unidos. Organizaciones internacionales de periodistas defendieron entonces a Assange por el derecho de la libertad de información. 

Suecia exige la extradición de Assange a su territorio donde es investigado por supuestos delitos sexuales que él niega. Assange sostiene que ese país lo extraditará a Estados Unidos donde podría ser juzgado por traición o terrorismo y ser condenado a cadena perpetua o la pena capital.

Antes de pedir asilo a Ecuador, Assange estuvo en arresto domiciliario en Londres, donde agotó todas las instancias legales para evitar ser extraditado a Suecia.

Gran Bretaña señaló que está obligado a extraditarlo a Suecia, y que no le dará un salvoconducto que le permita dejar la embajada para viajar a Ecuador.

A nivel de política exterior, dar asilo a Assange posiciona a Ecuador como un país antioccidental, antiimperialista, y a favor del alineamiento con países como Venezuela y Argentina, asegura el profesor del Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Iberoamericana, Mauricio Meschoulam.

“Los Estados, cada uno, tiene su propia agenda, no están buscando la libertad de expresión. Ecuador no es el defensor de la libertad de expresión del mundo”, dice.

CNNMéxico solicitó la posición del embajador de Ecuador en México sobre las intenciones del asilo, pero por instrucción del gobierno de su país no ofrece declaraciones sobre el tema, informó a CNNMéxico al departamento de relaciones públicas de la embajada.

WikiLeaks representa la socialización de la información, y Assange es una especie de “héroe popular”, por lo que otorgarle asilo le genera prestigio a Ecuador con activistas, promotores de los derechos humanos, así como defensores de acusaciones por las que está en disputa con su propia prensa, sostiene Meschoulam.

“Posiblemente (Correa), también está pensando en las elecciones próximas que va a haber en Ecuador (en 2013), dice. El apoyo a Assange eventualmente podría ayudarle a ganar votos.

El analista político ecuatoriano Jorge León dijo a CNN en junio pasado que con las elecciones presidenciales en Ecuador, dar asilo a Assange podría ser "útil a Correa para darse una imagen de izquierda". "Una gran parte de su base es de izquierdas", sostuvo.

Detrás del asilo político a Assange, hay una estrategia política, de acuerdo con Benoit Hervieu, encargado de despecho de las Américas de Reporteros Sin Fronteras (RSF), organización dedicada a defender a periodistas perseguidos. “La oferta de asilo de parte de Ecuador no es un acto humanitario totalmente gratuito”, dijo. “No ignoramos que hay un juego geopolítico”.

RSF se mostró satisfecha el jueves por la decisión de Ecuador de ofrecer asilo a Assange, aún así, Hervieu considera que la situación de la libertad de información se ha degradado en Ecuador y que el gobierno de ese país busca presentarse a nivel internacional como un defensor de la libertad de expresión.

Recordó que Correa también demandó por 80 millones de dólares al columnista Emilio Palacio y a los directivos del diarios El Universo por una columna publicada en febrero de 2011 en la que Palacio aseguraba que Correa había ordenado disparar a un hospital lleno de civiles durante la revuelta de septiembre del 2010.

Un juez sentenció a Palacio y a los directivos del diario a pagar 40 millones de dólares a Correa, pero al igual que en el caso de Zurita y Calderón, el mandatario los perdonó. El presidente argumentó que solo buscaba la verdad sobre el caso y demostrar el abuso de poder mediático.

“Nunca quise ese juicio, como ningún otro. Nunca buscamos quebrar a alguien, apoderarnos del dinero de nadie", dijo el día que les otorgó el perdón.

Desde el punto de RSF, la prensa privada en Ecuador es en parte responsable de las demandas interpuestas en su contra, pero también sostiene que la respuesta del gobierno a la polarización de la prensa "es un remedio peor que el mal". 

CNNMéxico solicitó a LA Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) su opinión sobre el asilo a Assange, pero ésta no emite posicionamientos sobre el tema porque Gran Bretaña está fuera de su jurisdicción, de acuerdo con el área de prensa de la misma.

Ahora ve
Mira cómo la tecnología te ayuda a ser más incluyente #DiálogosExpansión
No te pierdas
×