Activistas rusos proponen 'patrullas ortodoxas' para defender templos

Tras la condena al grupo Pussy Riot, el líder del movimiento ortodoxo Santa Raus propuso el miércoles vigilar ellos mismos las iglesias
Las integrantes de Pussy Riot, condenadas a prisión
(Reuters) -

Un grupo de activistas religiosos rusos propuso crear "patrullas ortodoxas" para defender los templos de los sacrílegos, en medio de un escándalo internacional por la condena de dos años contra tres integrantes del grupo punk Pussy Riot.

Las mujeres escenificaron una canción contra el presidente Vladimir Putin en la Catedral de Cristo Salvador, principal templo ortodoxo del país, usando máscaras de colores fosforescentes. Las mujeres fueron condenadas por vandalismo.

El líder del movimiento ortodoxo Santa Rus, Iván Otrakovski, llamó el miércoles a crear esas patrullas.

El delegado del Parlamento ruso para los derechos humanos, Vladimir Lukín, se opuso el jueves a la propuesta.

"Es una propuesta horrorosa. Y llamo a todos, también al garante de la Constitución (el jefe del Estado), a tomar cartas en el asunto", dijo Lukín.

El delegado para los derechos humanos expresó su "profunda preocupación" por el surgimiento de este tipo de iniciativas.

"Sólo el Estado tiene en nuestro país el derecho a ejercer la violencia dosificada. De lo contrario, habrá graves consecuencias", advirtió.

Según Otrakovski, los miembros de Santa Rus no pueden permanecer impasibles frente a la "flagrante ilegalidad que ocurre en la tierra patria con la anuencia de las autoridades".

"No llamamos a la violencia, sino que exigimos un justo castigo. No llamamos a atacar, sino a defender", agregó Otrakovski.

El caso de las Pussy Riot ha desatado una campaña internacional para exigir su puesta en libertad, a la que se han sumado tanto políticos como celebridades de la música como Paul McCartney, Madonna y Sting, entre otros.

"La condena es excesiva", declaró Lukín, quien pese a reprobar la acción de las Pussy Riot, no la considera un delito, sino una falta administrativa.

El grupo Pussy Riot se especializa en presentaciones públicas repentinas y a menudo ilegales. Durante su actuación en la Catedral de Cristo Salvador cinco integrantes del grupo irrumpieron en la zona restringida del altar y cantaron "Madre María, por favor llévate a Putin", quien este año fue elegido por tercera ocasión como presidente de Rusia en medio de multitudinarias protestas de fraude.

Las mujeres se desprendieron de varias prendas de ropa mientras bailaban, tocaban la guitarra eléctrica y cantaban en ropa interior.

El miércoles, la policía ordenó buscar y capturar a dos integrantes del grupo no identificadas que lograron huir.

Nadezhda Tolokonnikova, de 23 años, María Alyokhina, de 24, y Yekaterina Samutsevich, de 29, argumentan que actuaron por motivos políticos, pero el falló indicó que su insulto contra la Iglesia ortodoxa fue intencional y que actuaron en contra del orden público.

Las mujeres están en prisión desde marzo pasado, por lo que los cinco meses que han pasado en la cárcel contarán como parte de su condena. Dos de ellas tienen hijos.

Ahora ve
Maduro obliga a gobernadores electos a subordinarse a la Asamblea Constituyente
No te pierdas
×