Estudiantes de secundaria chilenos toman las calles en un paro nacional

Los jóvenes salieron a manifestarse a pesar de no contar con la autorización del gobierno, que minimizó la participación de los alumnos
Chile practica simulacro nocturno de terremoto
/
SANTIAGO DE CHILE (Reuters) -

Los estudiantes de secundaria chilenos desafiaron este jueves la amenaza de ser reprimidos y marcharon bajo la lluvia en diversos sectores de Santiago y otras ciudades en un paro nacional minimizado por el presidente Sebastián Piñera.

El paro incluyó la convocatoria de al menos una quincena de marchas en diversos sectores de Santiago, que no fueron autorizadas, pero los estudiantes de secundaria, con el apoyo de los universitarios, salieron a las calles y bloquearon el tránsito en numerosas vialidades de la capital.

En varios sectores de Santiago, los estudiantes marcharon desde sus colegios hacia la respectiva municipalidad para reiterar a los alcaldes sus demandas de mejoras en el sistema educativo.

Los alrededores de los colegios más importantes permanecían vigilados por la policía, pero hasta la mañana de este jueves no se habían producido incidentes.

Pablo Cepeda, vicepresidente del Centro de Alumnos del Instituto Nacional, calificó de "grotesco" el despliegue policial frente al colegio, situado a corta distancia del palacio presidencial de La Moneda, ocupado por los estudiantes.

Cepeda admitió que las tomas no son beneficiosas para nadie. "Sería ser ciego y negar que con las tomas se hace un daño a la educación pública, pero hay responsables políticos que no han sabido dar respuestas a las demandas de un movimiento estudiantil y social transversal, tan amplio como fue el año pasado", dijo el estudiante.

Los dirigentes estudiantiles han subrayado que en el primer semestre de este año no hubo casi movilizaciones, pues esperaban respuestas del gobierno a sus protestas, que nunca recibieron.

Según cifras de las organizaciones estudiantiles, en la capital del país son alrededor de una decena los establecimientos ocupados y a nivel nacional suman medio centenar.

En La Moneda, el presidente Sebastián Piñera dijo durante una actividad pública que su gobierno trabaja para mejorar la calidad de vida de los chilenos y que está "comprometido" con la educación, y dijo que "sólo un 0.1% de los colegios" se encuentra sin clases por el paro convocado.

"Tenemos en educación y empleo un compromiso muy grande, que se está reflejando en hechos", subrayó.

El paro convocado para este jueves por los secundarios culmina tres semanas de movilizaciones que han incluido tomas de colegios, desalojos policiales, tomas de establecimientos y manifestaciones callejeras que han sido duramente reprimidas por la policía, con un balance de centenares de detenidos.

Los estudiantes chilenos luchan desde el año pasado por una educación pública, gratuita y que sea administrada tanto en el nivel básico como en el secundario por el Gobierno central y no por los municipios, como sucede en la actualidad.

A nivel universitario buscan el fin del lucro existente en muchos centros privados y de los altos costes de las carreras, que deben solventar con créditos del sistema financiero.

El gobierno ha respondido con ofertas de créditos más baratos, más becas y una reforma tributaria que se debate en el Congreso. La medida que busca recaudar hasta 1,000 millones de dólares para la educación, pero se niega a los cambios estructurales del sistema que exigen los estudiantes.

Decenas pedalean por la educación

Durante la noche de este miércoles, estudiantes y miembros de organizaciones ciudadanas recorrieron en bicicleta varias calles de la capital chilena en el marco de la movilización estudiantil sin que se registraran incidentes ni detenidos.

La iniciativa denominada Pedaleando por la Educación reunió a unas 80 personas, que recorrieron conocidas avenidas de Santiago hasta regresar prácticamente al mismo punto de partida.

Entre los participantes estaban el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Noam Titelman, y la emblemática dirigente y vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de Chile, Camila Vallejo.

Titelman señaló a los periodistas que la "cicletada" forma parte de un conjunto de ideas que quieren imponer los universitarios "con el fin de atraer a todas las personas, jóvenes, mayores y a la familia, a manifestarse con alegría junto a nosotros".

El ministro de Educación, Harald Beyer, dijo el miércoles que las protestas de los jóvenes están dañando la educación pública y anticipó que el gobierno no hablará con los estudiantes mientras sigan las protestas.

Ahora ve
Así se grabó el final de la séptima temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×