Sudáfrica homenajea a los 44 mineros que murieron en enfrentamientos

Decenas de trabajadores de una mina de Lonmin murieron cuando la policía abrió fuego en su contra en defensa propia
Un conflicto minero en Sudáfrica revive el apartheid
Victoria Eastwood
Autor: Victoria Eastwood
RUSTENBURG, Sudáfrica (Reuters) -

Sudafricanos lloraron, entonaron canciones solemnes y rezaron en los funerales de 44 mineros que murieron en medio de las protestas por mejores condiciones laborales, en el centro minero del país.

En el homenaje principal, líderes tradicionales y funcionarios religiosos con túnicas ceremoniales encabezaron las oraciones cerca de la mina Marikana, el lugar de los enfrentamientos. Esta mina es operada por la empresa Lonmin, uno de los mayores productores de platino en el mundo.

Algunos dolientes se desmayaron y tuvieron que ser sacados de la ceremonia por amigos y familiares.

Varios funcionarios del gobierno asistieron al homenaje, pero oficiales de policía no fueron bienvenidos, a petición de los mineros.

De las decenas de personas que murieron en Marikana el pasado 16 de agosto, 34 fallecieron por disparos de agentes policiales, quienes atacaron, en defensa propia, a manifestantes armados con machetes. Al menos 78 personas resultaron heridas. 

Lonmin fue cerrada para permitir a los mineros, algunos de los cuales regresaron a trabajar pese a las huelgas, para asistir a los funerales. Funcionarios de la empresa dijeron que no hubo incidentes durante la noche.

Las protestas en la mina comenzaron hace dos semanas, cuando miles de  perforadores se declararon en huelga para exigir mejores salarios. Lonmin rechazó la demanda y calificó la huelga como ilegal.

La violencia se intensificó cuando la policía disparó a una multitud de manifestantes. Los protestantes, armados con machetes y palos, desafiaron las órdenes de bajar sus armas, por lo que representaban una amenaza para los oficiales, de acuerdo con las autoridades.

Otras diez personas murieron en los primeros días de las protestas, entre ellas dos policías.

La rivalidad entre dos sindicatos que ejercen un gran poder e influencia en la nación avivó las tensiones. Las asociaciones de trabajadores, acusadas mutuamente de tratar de imponerse en la negociación de los salarios, negaron instigar los enfrentamientos.

El homenaje llega en un momento en que trabajadores de otras dos compañías mineras en el noroeste se suman al descontento por las condiciones laborales.

Unos 1,000 empleados se reunieron cerca de la mina Bafoen Rasimone este miércoles para expresar su desacuerdo. Regresaron a trabajar al día siguiente.

Al frente de Marikana, una mina perteneciente a Anglo American Platinum mine, un grupo de trabajadores le dio a la gerencia hasta este viernes para responder a su lista de demandas. La compañía informó que los mineros no han amenazado con una huelga.

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, habló ante los mineros en Marikana este miércoles y dijo que había creado una comisión para investigar las matanzas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Queremos la verdad", dijo Zuma. "Esto es doloroso para todos nosotros y no es aceptable que la gente muera cuando puede haber diálogo”.

Karen Smith contribuyó con este reporte

Ahora ve
¿Por qué estos gatos se han vuelto guardianes de una tumba en Colombia?
No te pierdas
×