Ministro sudafricano pide una explicación por acusaciones contra mineros

El titular de Justicia dijo que hay un sentido de pánico y confusión entre la sociedad por los cargos de asesinato contra los trabajadores
Un conflicto minero en Sudáfrica revive el apartheid
(Reuters) -

El ministro sudafricano de Justicia exigió una explicación al respecto de las acusaciones que enfrentan 270 mineros por el asesinato de 34 compañeros que presuntamente murieron por un tiroteo de la policía. 

La decisión del gobierno "ha provocado una sensación de impacto, pánico y confusión entre los integrantes de la comunidad y la gente sudafricana", dijo un comunicado del ministro Jeffrey Radebe.

"Por lo tanto, en mi calidad de ministro de Justicia y Desarrollo Constitucional, me corresponde esclarecer qué base se tomó una decisión así", dijo Radebe.

En tanto, los abogados de los mineros dieron al presidente Jacob Zuma un ultimátum: liberar a los mineros a las 13:00 horas (local) de este domingo. En caso contrario, acudirán ante la Suprema Corte para que intervenga.

En la carta a Zuma, la firma jurídica Maluleke, Msimang y Asociados indicó que la decisión del gobierno de acusar a los mineros por el asesinato es "en extremo extraña", según un reporte de la emisora estatal SABC.

"Resulta inconcebible que (ustedes) realmente puedan creer o siquiera sospechar que nuestros clientes asesinaron a sus propios colegas y, en algunos casos, a sus propios familiares", señala la carta.

Los mineros fueron arrestados tras un enfrentamiento con la policía el pasado 16 de agosto, en el cual hubo 34 muertos, y esta semana fueron acusados en virtud de una disposición de derecho común que los inculpa por los disturbios.

El vocero de la policía, Dennis Adrio, dijo que algunos de los muertos tenían heridas de bala en sus espaldas y que las armas fueron recuperadas en el lugar de los hechos.

El incidente fatal ocurrió después de que se rompieron las negociaciones entre los mineros en huelga y la empresa Lonmin, y de que la policía decidiera cercar con alambres de púas a los trabajadores armados con machetes, según la policía. 

Los mineros que protestaban caminaron hacia las fuerzas de seguridad, pero éstas respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma. La policía dijo que recurrió a las balas reales cuando los manifestantes atacaron. Al final, 34 personas fallecieron y 78 quedaron heridas.

Miles de mineros habían estado en huelga desde días antes, en demanda de mejoras salariales en la mina de Lonmin, en Marikana, Sudáfrica. Anteriormente, dos oficiales de la policía habían sido asesinados a machetazos.

En parte, las tensiones se deben a la presencia de sindicatos que compiten entre sí: la dominante Asociación de Mineros y Sindicato de la Construcción, y el escindido Sindicato Nacional de Mineros.

La mina, ubicada a unas dos horas al noroeste de Johannesburgo, es operada por Lonmin, el tercer productor de platino a nivel mundial. El grueso de sus 28,000 empleados trabaja en la mina y cerca del 23% pertenece a la Asociación de Trabajadores Mineros y Sindicato de Construcción.

Los funerales de muchos de los mineros muertos estaban planeados para este sábado.

Nkepile Mabuse y Sarah Jones contribuyeron con este reporte

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×