Remanentes de 'Isaac' en Louisiana amenazan con inundar cientos de casas

Las lluvias que dejó la tormenta beneficiaron a estados afectados por la sequía en EU, pero dejó riesgos de inundaciones en ciertas zonas
El paso de 'Issac' por Louisiana
Autor: George Howell | Otra fuente: CNN

Las autoridades retiraron las órdenes de evacuación obligatorias en Louisiana ante la posible amenaza del desbordamiento de un canal, aunque aún recomiendan que la gente permanezca lejos del lugar.

"Debido a que aún hay una potencial aemanza, aunque reducida, una evacuación voluntaria permanece, hasta que los ingenieros de los Cuerpos del Ejército consideren que la compuerta está estable y segura", dijo la presidenta y sheriff del distrito de St. Tammany este domingo. "Por favor manténganse alerta.

Las autoridades temían que fallara la compuerta en un canal artificial en el río Pearl. El río ha sido rebasado por las lluvias que dejó la semana pasada el huracán Iraac, lo que ha obligado a las autoridades a quitar presión a la estructura.

Este domingo por la mañana, la presidenta de St. Tammany dijo a CNN que el nivel del agua había bajado "tremendamente" durante la noche de este sábado.

Pero los meteorólogos prevén que la cresta del Pearl llegue a casi seis metros, más de 1.5 metros que en un escenario de inundación. Eso resultará en una "gran inundación" que amenazaría áreas en el sureste, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.

Los remanentes de Isaac, en tanto, se movieron hacia el noreste este sábado, después de provocar lluvias, necesarias en algunas partes del Medio Oeste. Pero el sistema bordeó la mayoría de los estados donde la sequía es peor.

"Ciertamente, ayudó en algunas locaciones en nuestros condados del lejano este como Oklahoma, pero hubo muy poca lluvia benéfica", dijo Pete Snyder, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Tulsa.

Casi todo Oklahoma, Arkansas, Missouri, Iowa, Nebraska y Kansas están en los dos peores niveles de sequía. 

Isaac causó al menos 19 muertes en Haití y unas cuatro más en Louisiana y Mississippi, después de tocar tierra como huracán categoría 1 la semana pasada, en el aniversario número siete del huracán Katrina, cerca de la boca del río Mississippi.

La tormenta supuso la primera prueba para Nueva Orleans después de la inversión federal de 14,500 millones de dólares para controlar el sistema de flujo de agua de la ciudad, luego de que falló con Katrina en 2005. Las aguas de este huracán que dejó unas 1,800 víctimas fatales rebasaron el sistema de diques e inundaron la zona.

Aunque fue débil en comparación con Katrina, Isaac se movió lentamente y provocó lluvias intensas en Louisiana y Missouri, así como en el distrito de Plaquemines, cerca de la boca del río Mississippi.

Cientos de miles de casas en la región se quedaron sin electricidad.

Los residentes han empezado a regresar a sus hogares en Helena, Mississippi, donde tropas de la Guardia Nacional rescataron a cientos de las inundaciones.

Greg Botelho, Chelsea J. Carter, Matt Smith y David Ariosto contribuyeron con este reporte

 

Ahora ve
Dos jóvenes escapan de los incendios forestales en California
No te pierdas
×